Con una jornada en la que se conjugaron diferentes formas de expresión de nuestra identidad cultural, la comunidad de El Piquete, compartió y vivenció a pleno el Día de la Tradición, en el patio de la escuela primaria N´ 338 "Doctor Carlos Alberto Alvarado".

Durante la muestra, niños y maestros explicaron que si bien la fecha se conmemora por el natalicio del poeta José Hernández y la figura del gaucho es el eje central de la celebración, en la actualidad, hablar de tradición involucra a todas las tradiciones que se hicieron mixtura en nuestro país. "Cada pueblo es una conjunción de costumbres ancestrales de cada familia que lo componen, donde es primordial el respeto y la revalorización por lo que fue y por lo que es", dijeron los exponentes.

Con esa premisa, la comunidad educativa celebró el Día de la Tradición con un acto en el que en primera instancia hicieron su entrada las Banderas de Ceremonia Nacional y de la Libertad Civil, símbolo histórico patrio, para presidir las instancias protocolares.

El mensaje alusivo llegó a través de la docente María Laura Villavicencio, quien entre otros conceptos, explicó que Martín Fierro es la máxima representación literaria gauchesca, ejemplo de argentinidad, ya que expresa las costumbres y tradiciones de la cultura argentina. "Nos deja varias enseñanzas, entre ellas, vivir con precaución, darle importancia a la sabiduría, mantener la esperanza, no tener miedo ni codicia, no ofrecerle al rico ni escatimarle al pobre, valorar la prudencia y el trabajo, la unión entre los hermanos, el respeto a los ancianos", dijo tras destacar que en la localidad de El Piquete hay una fusión de culturas y existe un respeto mutuo entre ellas.

Los versos de la obra de José Hernández fueron recitados por los niños de 4´ grado B y tras el retiro de las Banderas de ceremonia, los protagonistas exaltaron sus competencias en el arte de mostrar la tradición hecha danzas, copla y canciones.

Mientras unos deleitaban bailando chacareras y la firmeza, otros manifestaban su talento con canciones elegidas y preparadas, poniendo énfasis en el valor de la amistad. No faltaron las coplas, una de las costumbres más arraigadas de la vivencia campestre donde expresaron alegrías, pesares y el humor.

Esta vez, Orlando Pereyra de 2´ A hizo los honores con coplas dedicadas especialmente al Día de la Tradición. También el escenario se vio engalanado con el folclore romántico hecho chamamé, chacarera y escondido. También la docente Gabriela Parussini, se sumó con los aro, aro, aro, llevándose el aplauso de toda la concurrencia. Los jardineritos ataviados para la ocasión, repartieron riquísimos buñuelos con miel de caña.

El broche de oro del acto fue el baile del carnavalito, danza y música tradicional de raigambre nativa que se bailó en Argentina desde antes de la llegada de los colonizadores y que ha perdurado en el tiempo para el deleite de las comunidades que lo bailan en toda ocasión festiva. Los pequeños de 1´ A, B y C danzaron un popurrí de carnavalitos con una coreografía estilizada.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...