El Papa llega a Asia con un mensaje de esperanza

El papa Francisco llegará hoy a Myanmar en un momento de especial tensión en el país de mayoría budista, acusado por organismos internacionales de llevar a cabo una "limpieza étnica" contra la minoría musulmana rohinyá del oeste del país.

El pontífice tiene planeado visitar también Bangladesh, país en el que se han refugiado más de 600 mil miembros de la minoría para huir de la persecución de las autoridades de Myanmar (ex Birmania), que no los reconocen como ciudadanos y los consideran apátridas.

La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) ha denunciado que los rohingyas están siendo objeto de torturas, violaciones, desplazamiento forzosos y asesinatos, acusaciones que el Ejército birmano niega.

El Papa, que llegará hoy y se quedará hasta el sábado 2 de diciembre en la región, tiene previsto reunirse con el jefe del Ejército, el general Min Aung Hlaing y, por separado, con la consejera de Estado y líder de facto del país, Aung San Suu Kyi.

Además, en la segunda parte de su viaje, en Bangladesh, encabezará una gran misa y dos actos interreligiosos, y se reunirá con refugiados rohinyás.

La llegada de Francisco a la región preocupa a algunos sectores de la Iglesia, que le recomendaron no usar la palabra "rohingya" por temor a desencadenar un conflicto diplomático que vuelque al gobierno y al Ejército en contra de la minoría cristiana que vive en el país.

Le solicitan que si es necesario se refiera a la expresión de grupo étnico de religión islámica que vive en el estado de Rakhine, ubicado en el oeste del país.

El arzobispo de Rangún, Charles Maung Bo, nombrado cardenal en 2015 por el propio Bergoglio, explicó que "no es prudente que el papa pronuncie la palabra rohinyá porque podría causar reacciones entre los grupos nacionalistas budistas del país". El padre Bernardo Cervellera, director de la agencia Asianews, del Pontifico Instituto para las Misiones, explicó en un encuentro con medios en Roma que el papa debería hacer referencia además a la situación del resto de minorías, entre ellas también cristianas.

Los aproximadamente 550 mil cristianos en Myanmar, que no llegan al 1 % de la población, no forman parte de la etnia birmana sino de las cerca de 131 minorías existentes en el país. Más allá de las recomendaciones, se espera que el papa, que ha clamado en innumerables ocasiones por el diálogo entre religiones y la integración y respeto de las minorías, reitere su mensaje.

Llegada a Chile 

El Vaticano anunció hace días el programa oficial de la visita del Papa Francisco a Chile y Perú entre el 15 y el 22 de enero próximos, que en el caso chileno estará signado por la crisis del catolicismo de ese país, las inminentes elecciones presidenciales, la rebelión de los indios mapuches en el sur y la desconfianza hacia el pontífice argentino por sus declaraciones en favor de un diálogo con Bolivia y Perú, a quienes Chile derrotó en la nunca olvidada Guerra del Pacífico entre 1879-1883.

Los sondeos demuestran que los chilenos se muestran cordiales pero no entusiastas con la llegada de Jorge Bergoglio. Hoy, del 80% de católicos de hace tres décadas, solo el 57% en el país trasandino se declara fiel a la Iglesia de Roma. Solo una minoría declaró que proyecta asistir a los actos del Papa en su gira, en la que se espera una presencia multitudinaria de argentinos que cruzarán la cordillera desde nuestro país. Algunas estimaciones sostienen que más de un millón de fieles llegarán desde la Argentina.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...