Anuario 2017
Más de medio centenar de leyes para Jujuy

Pese a la escasa cantidad de sesiones que se celebraron en la Legislatura provincial, el período ordinario 2017 estuvo marcado por una intensa tarea legislativa en lo cuantitativo, ya que a lo largo del año se dio curso favorable a una importante cantidad de leyes, muchas de las cuales fueron remitidas por el Poder Ejecutivo. Aún así muchos proyectos quedaron en el tintero y siguen siendo una deuda pendiente que quedará relegada para el 2018.

Haciendo una estimación, en promedio se sancionaron cerca de 60 leyes que atañen a distintos ámbitos y sobre diversas temáticas, una cifra importante teniendo en cuenta la reducida cantidad de sesiones que se celebraron en 2017.

Es que en el recientemente finalizado período legislativo sólo se concretaron 14 sesiones ordinarias, la mitad de las que se realizaron en el período anterior donde se cumplieron 28 sesiones. Y en esto tiene mucho que ver que el 2017 fue un año electoral lo que redujo notablemente la tarea parlamentaria.

De la importante batería de leyes que se aprobaron, algunas fueron de mayor impacto, entre ellas la Ley de uso medicinal y terapéutico del Cannabis, Ley de Concientización, Prevención y Erradicación del grooming, Ley de regularización del transporte alternativo (interjurisdiccionales), y otras que generaron mayor controversia como la Ley que autoriza al Ejecutivo la colocación de Títulos o Bonos de la Deuda Pública, para el financiamiento de Cauchari y la Ley de Creación del Área de Desarrollo Sostenible de los Diques.

Uno de los reclamos que más se hizo sentir este año por parte de los legisladores de los bloques opositores, fue el escaso debate que se dio a la mayoría de estas iniciativas, un pedido reiterado que se mantuvo vigente a lo largo del año y que auguraron para el 2018 no se repita.

Pese a la gran cantidad de leyes que consiguieron los consensos necesarios para su aprobación, muchas otras, de carácter urgente, quedaron pendientes, tales como la de Tolerancia cero, Pirotecnia cero, modificación del Código Electoral Provincial, entre otras. Serán tarea pendiente para el 2018.