La expresidente Cristina Fernández de Kirchner suspendió sus previstas vacaciones en el exterior porque, según consignó en un escrito judicial, Argentina atraviesa una crisis institucional por la cual "las garantías constitucionales se ven seriamente amenazadas".
El abogado de la exmandataria, Carlos Beraldi, presentó ayer en los tribunales de Retiro un escrito con el que informó que su defendida se quedará en el país y no emprenderá el viaje a Croacia que tenía previsto hacer junto a su hija Florencia.
La expresidente había informado a los jueces Claudio Bonadio y Julián Ercolini, que la investigan en distintas causas, que estaría fuera del país entre el 14 y el 24 febrero, pero hoy los notificó sobre el cambio de planes.
"Vengo a manifestar que he tomado la decisión de no viajar -pese a tener el derecho a hacerlo- y quedarme en el país", sostuvo la expresidente a través de un escrito de dos páginas que fue presentado por su abogado.
Fernández de Kirchner sostuvo que tomó la decisión por "los gravísimos hechos que son de público y notorio conocimiento, inéditos en el período de la democracia argentina que se iniciara en 1983, los cuales son protagonizados por quienes deberían garantizar el ejercicio de los derechos reconocidos por la Constitución Nacional, por las obligaciones funcionales que la misma les impone".
Dijo que en la actualidad la Argentina atraviesa una crisis institucional y criticó al gobierno, aunque no mencionó a Macri a lo largo del escrito.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...