“No tengo relación con Cristina”

El empresario detenido Lázaro Báez declaró ayer a través de un escrito ante el juez federal Claudio Bonadio, en el que justificó el pago de alquileres que efectuó a la firma Los Sauces, de la que son propietarios la expresidente Cristina Kirchner y sus dos hijos, Máximo y Florencia. En la presentación se definió como "amigo" del fallecido mandatario Néstor Kirchner, pero no así de su esposa.

La citación de Báez es porque se sospecha que pagó sobornos a través de alquileres a la firma "Los Sauces", integrada por la familia Kirchner, luego de haber sido favorecido con gran cantidad de obra pública durante los gobiernos kirchneristas.

"A Máximo lo he visto un par de veces. No he tenido mayores contactos. Y con la hija no he tenido relación porque siempre ha estudiado en la Ciudad de Buenos Aires", aclaró.

El alquiler de inmuebles a la firma "Los Sauces" en Santa Cruz fue por conveniencia, por la cercanía de los mismos para alojar a obreros que trabajan en proyectos del grupo Báez. "Los alquileres contaban con una autorización, un contrato de alquiler, y los pagos realizados siempre dentro del sistema bancario. La relación personal que pude haber tenido con el expresidente de la Nación, no es prueba alguna del ilícito que descabelladamente aquí se me pretende endilgar", apuntó el empresario, y aseguró que es víctima de "persecución constante y acoso mediático y judicial".

También se presentó a indagatoria Romina Mercado, sobrina de Cristina Kirchner, quien desde 2015 ejerció la presidencia de "Los Sauces". "Jamás integré ninguna asociación criminal ni tampoco participé en maniobra alguna de lavado de activos de origen ilícito", expresó en un escrito al juez Bonadio.

Entre lunes y martes tendrán que declarar Máximo, Florencia y Cristina Kirchner.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...