PURMAMARCA (Corresponsal). Tras varios días de algarabía con la fiesta más popular del pueblo, la comparsa "La Salamanca" enterró al "diablito" en carnaval chico chayando por última vez en el año el mojón y pidiéndole bendiciones a la madre tierra para un buen 2017 de salud, paz y trabajo.

Esta agrupación vivió la edición número 34 del carnaval en Purmamarca, ya que la misma fue fundada en el año 1983 por varios vecinos del lugar como Primitivo Peñalba, Patrocinia Vilte, Policarpo Ríos, Críspolo Ríos y Cantilo Cruz, quienes ansiaban contar con un espacio para cantar algunas coplitas.

De la misma manera que en aquellos años, los salamanqueros se reunieron después del mediodía del domingo en el salón municipal para entonar un gran repertorio de coplas durante toda la tarde, mientras que en otro sitio se bailó al ritmo de música alegre y carnavalera.

Cerca de las 19 las bombas de estruendo anunciaron la partida hacia el mojón ubicado en el camino hacia el Paseo de los Colorados, las anatas entonces empezaron a sonar e hicieron eco por los cerros subiendo por la calle Florida y recorriendo el barrio 10 viviendas.

Los "diablitos" hicieron saltar y bailar a los simpatizantes por última vez en este 2017 hasta llegar al mojón. Allí los miembros de la comparsa, simpatizantes, padrinos, madrinas y visitantes se sumaron para chayar y honrar a la madre tierra, pidiéndole por un año cargado de prosperidad en la salud, paz y trabajo para los purmamarqueños y todos los turistas presentes.

Cuando llegó el momento de despedirse, los "diablitos" se unieron en gritos simbólicos de llanto, ante los aplausos y los agradecimientos expresados por la gente por haber disfrutado de varios días de compartir entre amigos y familiares la fiesta del pueblo.

Entonces los disfrazados enterraron el muñeco y lo taparon con hojas de coca, talco, serpentina y bebidas para finalmente escabullirse en medio de los cerros, no sin antes despedirse de todos hasta el próximo año.

Los cuernitos de los disfrazados se perdieron por la punta de los cerros colorados en medio de un cielo gris y nublado que reinó en la jornada del domingo en el pueblo de los siete colores en la despedida del carnaval chico.

La fiesta del pueblo

"Son unos días de alegría que el pueblo se permite expresar sus sentimientos, desahogar sus penas en las coplas, en el canto y en el baile, porque estamos viviendo momentos difíciles en el país y en la provincia, pero hoy enterramos el carnaval con la esperanza de saber que la unión, el trabajo y el esfuerzo van a seguir para continuar defendiendo estas tradiciones", expresó Selva Vilte, presidente de la comparsa.

"Esta es una comparsa que no persigue fines de lucro, no vendemos ni cobramos nada, está hecha en base al esfuerzo de todos, porque tampoco recibimos subsidios, gracias a ello pudimos realizar una vez más el carnaval para defender lo que forma parte de nuestra cultura popular, hoy más que nunca cuando sabemos que se intenta privatizar la alegría a través de decretos sin fundamentos", concluyo sus palabras respecto a la ley de nocturnidad que pone impuestos a las celebraciones culturales.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...