El presidente ruso Vladimir Putin consideró ayer "inaceptable" acusar sin pruebas al régimen sirio de ser responsable del presunto ataque químico que causó al menos 86 muertos en el noroeste de Siria, según un comunicado del Kremlin.

En una conversación telefónica con el Primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, Putin consideró "inaceptable" hacer "acusaciones infundadas contra quien sea antes de realizar una investigación internacional imparcial y minuciosa", según el comunicado. El presidente ruso calificó el presunto ataque de "incidente con armas químicas".

Al igual que la mayoría de países occidentales, Israel ha acusado a las fuerzas del presidente Bashar al Asad de estar detrás de un presunto ataque químico en la localidad rebelde de Jan Sheijun.

Rusia ha intentado disculpar a su aliado Asad por lo ocurrido en esa ciudad, asegurando que la aviación siria bombardeó un gran almacén donde los rebeldes guardaban "sustancias tóxicas" para fabricar minas artesanales.

 

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Importante ahora

cargando...