Industria farmacéutica  confía en resolver la deuda

La Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme) confía en que se logrará una solución satisfactoria para todas las partes y que con el diálogo se resolverá un conflicto por 900 millones de pesos de deuda originada en la provisión de medicamentos a los afiliados del Pami, organismo que en mayo pasado había dispuesto rescindir el contrato anual que fuera firmado con la industria farmacéutica al comienzo de 2017.

"La Cámara de Especialidades Medicinales mantiene la confianza de que se podrá llegar a una solución satisfactoria para todas las partes, tras la decisión tomada por el Pami de rescindir el convenio firmado con la industria farmacéutica en enero de este año", precisó la entidad en un comunicado.

El pasado 9 de mayo el Pami y las cámaras de laboratorios farmacéuticos Caeme, Cilfa y Cooperala abrieron una mesa de diálogo para renegociar el contrato por remedios, con posterioridad a un cruce de cartas documento que puso en duda la continuidad de los descuentos de medicación para los jubilados.

Sin embargo, el titular del Pami, Sergio Cassinotti, negó que existiera alguna intención para recortar beneficios a los afiliados de la obra social de los jubilados.

En ese momento, Cassinotti ratificó la cancelación del contrato anual por medicamentos, aunque aclaró que "las prestaciones tienen que continuar con la misma manera", hasta que se llegue a un nuevo convenio.

Ayer, Caeme afirmó que "estamos participando activamente de todas las reuniones, junto al resto de los actores sectoriales, con la firme convicción de llegar a una instancia que permita resolver la situación originada por la rescisión, asegurando la provisión de los medicamentos a los afiliados de Pami".

"Confiamos en que las autoridades comprendan que es posible darle previsibilidad a los afiliados en un marco de sustentabilidad integral de la actividad y en tal sentido ratificamos que mientras existan negociaciones, continuaremos proveyendo nuestro servicio para que los medicamentos lleguen a cada rincón del país donde haya un afiliado del Pami", aclaró la cámara, que desde, hace más de 90 años, agrupa a empresas farmacéuticas de innovación de la Argentina, Europa, Estados Unidos y Japón.

Fue el propio Cassinotti, quien definió el conflicto explicando que, desde el Pami, "hay una deuda de $900 millones, que son débitos que se acumularon durante meses y que tienen que ver con diferencias".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...