Presentan plan para  reducir la migración

El canciller federal de Austria, Christian Kern, presentó ayer un plan de siete medidas para reducir los flujos migratorios desde África hacia Europa, con el objetivo de bajar la migración ilegal a "cero" de aquí a 2020.

Según el líder socialdemócrata austríaco, la Unión Europea (UE) debería crear el cargo de un responsable de asuntos de migración que negocie con los países africanos acuerdos de repatriación.

En una rueda de prensa en Viena, Kern manifestó que "debe haber una sola persona que asuma toda la responsabilidad".

Además, su plan incluye la creación de centros de solicitud de asilo fuera de Europa, por ejemplo en Níger.

"Debemos frenar la migración ilegal y retomar el control", dijo el canciller federal, quien se encuentra en plena precampaña para las elecciones generales adelantadas al próximo 15 de octubre.

Asimismo, exigió un reparto "más justo" de inmigrantes entre los países europeos, más protección para las fronteras exteriores de la Unión Europea y propuso lanzar campañas de información y disuasión en los países de origen de los inmigrantes.

La inmigración domina la política austríaca desde que en 2015 más de un millón de inmigrantes y refugiados pasaron por territorio de ese país alpino tras cruzar la llamada "ruta balcánica" desde Medio Oriente.

En abril de 2016 los países balcánicos cerraron a iniciativa del gobierno austríaco sus fronteras.

Además, la UE negoció entonces un acuerdo con Turquía para deportar a inmigrantes que alcancen de forma ilegal las islas griegas desde las costas turcas.

Para poder frenar la presión migratoria, el canciller austríaco propuso ayer ayudas financieras europeas para los países africanos y habló en este contexto de un "plan Marschall para África".

"Eso es un proceso más largo, que causará costes económicos", reconoció el canciller austríaco, quien hasta ahora se había presentado con una línea más suave en cuanto a la migración.

Austria, que recibió a más de 150 mil inmigrantes en los últimos tres años, sobre todo de Siria, Afganistán, Irak y Somalia, es uno de los países europeos más restrictivos con la migración.

Con la llegada de los inmigrantes se endureció el discurso político, primero de los partidos populistas de extrema derecha, aunque ahora también los gobernantes partidos socialdemócrata (SPO) y democristiano (OVP) usan una retórica más dura.

Por eso, el derechista partido liberal FPO, que lideraba durante años las encuestas de opinión, cayó ahora a la tercera posición. Se coloca detrás de SPO y OVP.

Francia acogerá a 12.500 migrantes 
Francia creará 12.500 nuevas plazas de acogida para los solicitantes de asilo y refugiados en los próximos dos años, anunció ayer el primer ministro, Edouard Philippe, durante la presentación de un plan para hacer frente a la llegada masiva de migrantes. 
Paralelamente, el primer ministro dejó claro que los migrantes que no obtengan el estatuto de refugiados serán expulsados “sistemáticamente”.
“Los migrantes económicos deben entender que no es posible que los recibamos a todos en nuestro país”, señaló. 
En total, el gobierno del presidente centrista Emmanuel Macron indicó que creará 4 mil plazas en 2018 para los solicitantes de asilo y 3.500 en 2019, a las que se sumarán 5 mil más en el mismo período para los refugiados.
“No estamos a la altura de lo que debe ser Francia” en cuanto a la acogida de refugiados y solicitantes de asilo, admitió el primer ministro Philippe.
El objetivo, agregó, será “reducir considerablemente los plazos para tramitar” los pedidos de asilo. En 2016, el plazo era de 14 meses y el objetivo es llevarlo a 6, como había anunciado Macron.
La reforma del sistema de asilo, “saturada por todas partes”, según las propias palabras de Macron, ya fue objeto de una ley en julio de 2015 para hacer pasar de dos años a nueve meses el plazo para obtener una respuesta.
Pero ese texto, elaborado antes de la crisis de refugiados, no fue suficiente para hacer frente a las llegadas masivas a Francia desde 2015. Según cifras oficiales, el año pasado Francia recibió 85 mil solicitudes de asilo. 
Con este plan, el gobierno francés busca también poner fin al ciclo de reinstalación sistemática de campamentos informales en las calles de París. 
El viernes, 2.800 personas fueron evacuadas de un asentamiento que se había formado en el norte de la capital, pero el lunes más de 200 migrantes se habían reinstalado.
Pero, Francia no es el único país europeo que hace frente a una llegada masiva de migrantes. La vecina Italia registra más de 85 mil arribos de migrantes, esencialmente provenientes de África, desde inicios de año.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...