Por demora del Gobierno en los pagos, peligra la continuidad de una fundación

La constante demora en los pagos de programas sociales y comedores, comenzó a generar graves consecuencias en las organizaciones que día a día, luchan por mantener abiertas la puerta de sus instituciones. Sin embargo, "la situación es insostenible". Así lo aseguró la titular de la Fundación Darlocab, Mirta Cabana, quien alertó por el posible cierre de la institución que brinda contención a cientos de niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Darlocab asiste a 180 personas, y aunque peligra el cierre del comedor, se suma más gente para recibir un plato de comida.

Darlocab, una de las fundaciones más reconocidas de la provincia por la gran labor social que realiza, inició en octubre inició en 1998, cuando los padres decidieron convertir una tragedia en un proyecto para ayudar a los niños y adolescentes que hacen de la calle su lugar de supervivencia.

La madrugada del 11 de diciembre de 1993, el hijo de Mirta Cabana y Héctor López, Darío Rodrigo López Cabana fue atacado por un grupo de adolescentes. El joven que en ese entonces tenía 16 años, volvía de bailar junto a grupo de amigos pero nunca pudo llegar a su casa, ya que uno de los agresores lo atacó con un puñal y lo mató.

El dolor y la tristeza impulsaron a la familia a crear una fundación, con el fin de que "ningún niño muera como su hijo, y que ningún niño tenga que robar para sobrevivir".

Desde ese entonces, Mirta encabezó diferentes proyectos de contención y armó una red de comedores para asistir a cientos de niños, adolescentes, jóvenes y adultos mayores en situación vulnerabilidad.

Hoy a casi 20 años de su inauguración, Darlocab se encuentra al borde de su cierre y según manifestó Cabana, la decisión se debe a la "falta de acompañamiento y la demora en los pagos que mantiene el Gobierno".

"Cumplimos 20 años en octubre y lamentablemente estamos muy mal. Nos deben mucha plata de talleres, capacitaciones y proyectos, y peor aún la demora en los pagos a los comedores no se regulariza", expresó la presidente de la fundación, señalando que recién la semana pasada lograron cobrar el mes de octubre pero "sólo de algunos programas".

Aseguró que la demora en los pagos es un problema desde hace dos años, por lo que elevó diferentes pedidos de audiencia con el gobernador Gerardo Morales y la ministra de Desarrollo Humano, Ada Galfré "pero ninguno nos recibió".

"Nadie se hace cargo de la situación ni nos da la cara y ya estamos cansados de mendigar y pedir. Si las cosas siguen así, es el último año que vamos a trabajar", enfatizó Cabana quien recordó que solamente en el comedor. Como una medida para evitar el cierre, la presidente mencionó que actualmente se encuentran haciendo un balance de los 20 años que la fundación presta servicio a la sociedad jujeña, informe que será presentado en octubre ante diferentes empresas locales, a fin de solicitar asistencia económica que les permita dar continuidad a los proyectos. "Si bien es cierto saque muchos chicos de la calle y que muchas familias dependen de nosotros, no sabemos qué va a pasar. Vamos a ver de mejorar la situación pero si no conseguimos el acompañamiento de la sociedad empresarial, tendremos que cerrar", lamentó Cabana.

Presentarán informes a empresas locales, a fin de solicitar asistencia económica que permita la continuidad de los proyectos

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...