Ediles prorrogaron la emergencia económica municipal por 6 meses

Una álgida y acalorada última sesión ordinaria se llevó a cabo en el Concejo Deliberante quiaqueño, que luego de denuncias cruzadas decidió que por seis meses más esté vigente la emergencia económica, social y administrativa en el municipio fronterizo.

La edil oficialista Silvia Villatarco, con "machete" en mano, cargó duramente contra los ediles Sara Aranda (UCR) y Horacio Cabrera (PJ), por pedidos de informes realizados.

De la vereda de enfrente le contestaron que "para el año venidero hay elecciones y la gente sabe el desmanejo que hay en la ciudad y que está cansada de los atropellos", según dijo Cabrera.

Sobre el final, la presidente del cuerpo Raquel Gregorio puso paños fríos al destacar el número de sesiones realizadas y añadió: "He tratado de ser justa con todos, les pedí que trabajemos por la comunidad".

En diálogo con este diario, el concejal Cabrera señaló: "Desde que asumió la actual gestión comunal viene aplicando la misma modalidad, por la cual no rinde cuentas al Legislativo y se maneja con total impunidad, sin que nadie pueda controlar".

La mayoría parlamentaria, cuatro de los seis concejales, responde al oficialismo y sin necesidad de análisis o estudio previo aprobó la iniciativa del Ejecutivo local por otros seis meses.

"Acá el intendente hace lo que quiere, en plena emergencia sigue tomando personal, en su mayoría parientes y punteros políticos con sueldos elevados, y hay gente que trabaja hace tiempo sin mejora de la revista laboral. Tenemos datos que en septiembre y octubre la Municipalidad recaudó $5 millones y nadie sabe dónde van esos fondos", indicó Carlos Martínez de ATE La Quiaca.

La "piedra en el zapato" para la presidencia de Raquel Gregorio fue justamente no cumplir con lo que ella misma había anunciado a la población fronteriza en diciembre del 2017, "controlar al Ejecutivo local para que la ciudadanía se quede tranquila", según había expresado.

La imagen del Concejo Deliberante en la persona de su presidenta y de los ediles la acompañan (Daniel Flores, Silvia Villatarco y José Vázquez), fue decayendo a tal punto del descreimiento poblacional.

"La mayoría de lo que se aprobó fue para cobrar más impuestos, no hay quién defienda al vecino. Hostiga a las instituciones pretendiendo imponerse y continúa las persecuciones contra los empleados municipales", dijo Luisa Gutiérrez del Seom.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...