"El apuro de firmar los inicio de obra era para bajar a como de lugar los fondos de Nación"

Demorado por la llagada tardía de Patricia Cabana, se desarrolla la cuarta audiencia de alegatos por el juicio de la causa "Pibes Villeros", en la que se intenta esclarecer el destino de más de 60 millones de pesos que debían utilizarse para la construcción de núcleos húmedos y viviendas sociales, entre otras.

Durante la primera parte de la audiencia, tuvo continuidad la presentación de la fiscal Liliana Fernández de Montiel quien destacó que se pudo comprobar "que figuraban lotes que se encontraban totalmente vacíos y que allí era imposible realizar una mejora habitacional". Al tiempo que reveló que "esos lotes son en las 150 hectáreas de Alto Comedero".

Fernández de Montiel afirmó que "el Ivuj autorizó obras que no se podía realizar o se las otorgó a personas que no existen", y acusó al expresidente de la institución, Lucio Abregú, ya que "jamás realizó controles sobre la viabilidad de la obra. No les interesaba verificar si todos los Cardozo eran vecinos", por ejemplo. Y destacó que "las actas de inicio de obra se firmaron sin que lleguen los fondos de Nación". "Todas firmadas por Tolosa, Abregú y María Estela Pérez", acusó la fiscal. 

Fernández de Montiel señaló que, "el que violó las normativas fue el contador Lucio Abregú". Y agregó "el apuro de firmar los inicio de obra era para bajar a como de lugar los fondos de Nación". 

Mientras promediaba la presentación de alegatos de la fiscal Liliana Fernández de Montiel, el acusado Raúl Noro, sufrió una descompensación, por un aparente cuadro de deshidratación y la audiencia entró en receso para que lo atiendan. 

 

 

NOTICIA EN DESARROLLO... 

 

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...