Morales y Snopek se casaron en una ceremonia andina

"íDefendamos el amor y luchemos por lo que amamos!" fueron las primeras palabras del gobernador Gerardo Rubén Morales tras contraer matrimonio con María Eugenia Tulia Snopek a través de una ceremonia andina que se realizó ante los cerros coloridos del Paseo de los Colorados, en Purmamarca.

ENAMORADOS / GERARDO MORALES Y TULIA SNOPEK SELLARON SU AMOR CON UNA CELEBRACIÓN ANDINA REALIZADA EN EL PASEO DE LOS COLORADOS, EN PURMAMARCA.

Los recién casados no dudaron en pedir a la madre tierra la bendición para tener un hijo, expresando que es un anhelo para ambos. Los flamantes esposos ya se preparan para el próximo festejo que será en el hotel de Huacalera con 150 invitados y donde esperan la presencia del presidente Mauricio Macri.

Tulia y Gerardo llegaron al Paseo de los Colorados poco después del mediodía bajo los cálidos rayos del sol purmamarqueño mezclados con las brisas frescas del viento. Fueron recibidos por sus familiares y por los guías espirituales Wanka Wilka y Kusikilla.

UNIÓN / LA PAREJA SE BESA MIENTRAS LOS GUÍAS ESPIRITUALES LA ENVUELVEN CON UNA MANTA BORDADA.

De inmediato formaron un círculo mirando hacia el este presentándose ante la Pachamama, los apus y warmi kuntur. El vestido blanco de la novia bordado con flores y el traje azul del novio relucían ante el brillo del tata Inti, y tras recibir buenas energías continuaron con esta primera parte de la ceremonia.

Damián Santos, de la comunidad de El Chañi, y Modesta, de la comunidad de Varas, entregaron al gobernador un bastón como símbolo de respeto y autoridad, y los guías repartieron cuatro hojas de coca a la pareja y a sus familiares que depositaron semiarrodillados ante la "boca de la madre tierra".

Luego de ello Wanka y Kusikilla colocaron un unto de llama en el cuello, manos y pies de la pareja como símbolo de reciprocidad con la flora y fauna. La primera parte cerró con un corte de cabello a la pareja y a las personas del círculo y con una ofrenda floral que realizaron Tulia y Gerardo para ser quemada ante el fuego. En las llamas los guías observaron las formas y colores vaticinando las energías de la pareja.

ASISTENTES / UNOS CIENTO CINCUENTA INVITADOS CONCURRIERON A LA CEREMONIA REALIZADA EN EL PASEO DE LOS COLORADOS.

Los sonidos del erke y de los instrumentos autóctonos de la banda de sikuris "Santa Rosa" de Purmamarca irrumpieron el silencioso momento del culto para partir hacia el escenario natural preparado para los novios.

Caminando de la mano sin dejar de mirarse el uno al otro recorrieron este sendero pedregoso hacia el lugar donde los invitados los recibieron con fuertes aplausos. Al llegar cruzaron por un arco de flores naturales de molle, ruda y romero.

Tomaron asiento y se dispusieron felices a continuar con el casamiento de tradiciones andinas. Noemí Martínez, acompañada de integrantes de comunidades indígenas, continuó con el rito y colocó a la pareja una manta bordada con sus iniciales, mientras eran sahumados con el aroma de hierbas naturales como coa, incienso, mirra y copal, para realizar una limpieza profunda y purificar la energía de los novios.

SÍMBOLOS / FLORES PARA LA NOVIA Y BASTÓN PARA ÉL, REPRESENTANDO AUTORIDAD.

Como símbolo de complementariedad entre el hombre y la mujer, los novios intercambiaron chuspas: "Entrego mi chuspa a Tulia con todo mi amor, espero que el amor y toda la energía nos acompañen, te amo", expresó Gerardo. Mientras que Tulia respondió con estas palabras: "Gerardo te entrego esta chuspa como símbolo de respeto y autoridad, espero que pasemos nuestras vidas juntos, acompañándonos y amándonos".

Las ofrendas y los intercambios prosiguieron con vasijas de maíz, semillas y papas andinas, lazos de wayruros y coronas de flores que la pareja llevó hasta el salón de la fiesta como símbolo de la alegría de vivir juntos.

Antes de las 14 los novios caminaron hacia una pequeña alfombra rodeada de vasijas de Casira y allí intercambiaron sus votos. Las palabras de Gerardo fueron: "Te amo con todo el corazón, estoy orgulloso de la persona que sos, de tu entereza como madre y persona. Quiero que la Pacha nos ilumine para sostenernos en el amor que nos tenemos y que nos ilumine para seguir luchando como lo hemos hecho por nuestro amor, que hemos defendido. La madre tierra nos va a iluminar para que tengamos un futuro en familia y para que este amor que tenemos perdure para siempre".

SAHUMADA / PURIFICAN A CONTRAYENTES CON SAHUMERIO DE HIERBAS NATURALES.

Mientras que su enamorada le expresó: "Desde que te conocí me cambiaste la vida, desde ese primer café que nos tomamos juntos descubrí el hombre bueno, generoso, cariñoso, compañero, comprensivo que sos. Aprendí de vos muchas cosas y a defender lo que quiero. En este tiempo hemos construido una relación súper linda y una familia hermosa. Espero que seamos felices y quiero envejecer a tu lado".

De esta manera los novios fueron declarados esposo y esposa ante este casamiento andino y Gerardo proclamó al final: "Celebremos el amor y luchemos por lo que queremos y amamos". La canción "Inti llay" interpretada por Naia Musa y coplas exclusivamente creadas para los esposos de Concepción Méndez y su hija Alicia Quispe cerraron esta unión en Purmamarca.

COPLERAS / CONCEPCIÓN MÉNDEZ Y SU HIJA ALICIA QUISPE RECITARON COPLAS PREPARADAS ESPECIALMENTE PARA LA BODA.

“Queremos tener un hijo”, dijeron

Tulia dijo que le pidió a Gerardo un brindis en el Comité de la UCR, y como quedaba chico, Natalia Sarapura les propuso Purmamarca. 
“Nos preparamos mucho en estos días, hicimos con mucho respeto la ceremonia y agradezco a las comunidades, pero especialmente a la madre tierra. De esta manera sellamos nuestra unión y el amor que nos tenemos”, dijo el gobernador. 
Agregaron que en Huacalera habrá una “chaya de anillos, pero va a ser mucho más pequeña con amigos íntimos. Es posible que Mauricio (Macri) venga, me gustaría que venga. Me siento amigo del Presidente, así que espero que pueda venir y hacerse un tiempo en su agenda”. 
Asimismo, Tulia Snopek afirmó ante la prensa que anhelan tener un hijo. “Dios quiera que se nos dé, no depende de nosotros pero rezamos por eso”. Mientras que Morales reafirmó: “Así es, estamos con muchas ganas de tener un hijo”, antes de anunciar que se irán por unos días de descanso “sin agenda ni teléfonos”. 
Tras la ceremonia, el matrimonio se dirigió al club Santa Rosa, ubicado entre Florida y San Martín, donde compartieron con 800 invitados, entre amigos y familiares. Al respecto, Gerardo detalló: “La organización nos tiene sorprendidos, doscientos amigos estuvieron trabajando, hubo comisiones de mesa dulce, de ensaladas, de centros de mesa, de carne, de tragos, de todo, la verdad estamos conmovidos y contentos por esto, porque son amigos que quisieron darnos lo mejor”, comentó feliz.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Esta de acuerdo con el nuevo protocolo de uso de armas de fuego en fuerzas de seguridad?

SI
NO
N/C
ver resultados

Importante ahora

cargando...