Una niña con discapacidad fue víctima de abuso sexual por un compañero de la misma condición


SAN PEDRO (Corresponsal) Una niña que presenta  un complejo cuadro de discapacidad motora que la confinó a una silla de ruedas especial, fue víctima de sucesivos hechos de abuso sexual, perpetrado por un compañero mayor de edad, dentro de la misma entidad de rehabilitación a la que ambos concurren. Según informaron fuentes oficiosas, el hecho tomó estado público,  tras la denuncia radicada por la progenitora en la dependencia policial y dieron cuenta de que  la familia cuenta con otro niño discapacitado que asiste a la misma institución, los que habrían quedado sin la posibilidad de recibir asistencia,  ya que al tomar estado público, los responsables le sugirieron que tenían la libertad de retirar a sus hijos de la entidad y que nada podía hacerse.

Pese al hermetismo que gira en torno al hecho, se supo que la menor se habría negado a concurrir a la institución en el presente ciclo lectivo, hecho que sorprendió a la madre, por cuanto la asistencia a dicha entidad  donde se rehabilitaba, significaba una importante motivación dada su delicada patología.

Días pasados, dijeron las fuentes, que la menor despertó llorando en  horas de la madrugada, llamó a su madre y relató  los terribles momentos vividos dentro de la institución  donde  fue víctima en reiteradas oportunidades de situaciones de abuso por parte de un compañero mayor de edad. Alarmados y  sumidos en un estado  de desesperación,  los padres concurrieron a la institución en busca de respuesta al tiempo de solicitar la urgente intervención para separar del grupo al supuesto abusador y  evitar todo tipo de contacto para que su hija pueda seguir asistiendo y continuar con su rehabilitación. Las mismas fuentes  indicaron que  los responsables de la misma  minimizaron el hecho y se limitaron a sugerir a los padres que quedaban en libertad de retirar a sus niños de la institución, dejándolos sin la rehabilitación correspondiente y sumiendo a la familia en un estado de desesperación y abandono. 

 Los antecedentes médicos de la menor, dan cuenta de diversos estadios extremadamente traumáticos, entre ellos que debió permanecer seis meses en Terapia Intensiva, quedando con secuelas que en la actualidad le impiden movilizarse con autonomía en su silla de ruedas, dependiendo, en todo momento,  de otra persona. Se supo que el presunto abuso se habría perpetrado  antes y después de la aguda crisis de salud que la mantuvo internada.

Las actuaciones  sumarias informativas “para establecer ilícito”, estuvieron  a cargo de la Seccional 25 de La Esperanza y luego por jurisdicción,  fueron giradas a la Seccional 35 de barrio San José por disposición del ayudante fiscal Matías Mora. Interviene la Fiscalía de Investigación N° 10.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...