Panaderos analizan un nuevo aumento del pan

La permanente inestabilidad del dólar ya empezó a generar impactos en la inflación, y es que de acuerdo a lo que manifestaron desde el sector panadero de la provincia, los constantes cambios en los precios de los insumos está provocando altos aumentos en los costos de producción, por lo que a menos de un mes de la última suba del pan algunos panaderos analizan realizar un nuevo reajuste de precios.

A fines de abril, integrantes del Centro de Industriales de Panaderos de la Provincia de Jujuy acordaron la segunda suba del año y pusieron en vigencia una nueva lista de precios sugeridos, debido a los incrementos registrados en el costo de los insumos indispensables para la elaboración de sus productos y los "tarifazos" de los servicios públicos.

No obstante, la fuerte suba de la divisa estadounidense provocó una inestabilidad en los precios, generando constantes aumentos en el costo que deben afrontar los panaderos. "Todas las semanas nos están dando precios nuevos de los insumos, prácticamente todas las semanas hay aumentos y si esto continúa así, seguramente va a haber un aumento", expresó Julián Oller, empresario del sector, quien remarcó que desde las entidades que nuclean a los panaderos todavía no se definió una postura al respecto, aunque "por lo que estamos pasando, hablo por mí, no sé hasta cuando aguantaremos".

"El último aumento fue del 15% y ahora no sabemos de cuánto sería, porque justamente no sabemos cuál es el tope de los precios. En mi caso, estoy esperando que me digan cuándo y de cuánto va a ser el último aumento de los insumos", acotó, al tiempo que recordó que a partir de la última suba, los productos más consumidos, como el mignon, sufrió un incremento del 15%, pasando de 45 pesos a 54 el kilo, mientras que el bizcocho pasó de 60 a $75 el kilo.

En ese orden destacó que la definición en torno al aumento o no del precio del pan, es una "decisión difícil de tomar", puesto que desde el primer aumento del año aplicado en enero, han sufrido fuertes bajas en la venta de productos, llegando en el último tiempo al "15% de pérdidas". "Dudamos en aumentar porque cada vez las ventas disminuyen más, estamos teniendo bajas en las ventas todo el año y por eso no sabemos qué hacer, estamos tratando de aguantar pero como vienen las cosas, vamos a tener que tomar una decisión", enfatizó Oller.

Por su parte, Pablo López manifestó su preocupación por las subas en los insumos, las cuales, aseguró, "hace quince días que vienen cambiando". A modo de ejemplo señaló que la bolsa de harina, hace dos semanas, costaba entre 485 y 500 pesos dependiendo de la marca, hoy en día, vale entre 650 y 700 pesos.

La grasa, agregó, es otro de los productos que varía su costo semanalmente: hace quince días costaba 450 pesos y ahora se la consigue entre 560 y 600 pesos.

A ello se suman los gastos fijos que derivan del pago de los impuestos básicos, cuyos importes han significado un fuerte golpe al sector, ya que de pagar 16 mil pesos en luz, pasó a abonar "24 mil" y de pagar $7 mil en gas, "ahora pagamos $14 mil".

"La situación es complicada. Primero no hay circulante de plata en la calle, los sueldos que cobra la gente no alcanzan para nada, por lo que si llegamos a subir el pan, directamente no vamos a vender absolutamente nada", enfatizó López, quien comentó que en su caso, por la última readecuación de la lista de precios, "tuvimos una baja del 40% en las ventas".

Cabe mencionar que a nivel nacional incluso, ya hay provincias como Córdoba que anticiparon que aplicarán la tercer suba del año en el pan, llevando -por ejemplo- el kilo de pan francés a $50 y el kilo de criollos a $90a partir del martes venidero

Piden al gobierno que intervenga

En esa línea Pablo López subrayó que pese a los esfuerzos del sector, “la situación es insostenible”, por lo que pidió a las autoridades tomar cartas en el asunto y aplicar medidas que permitan frenar la suba. 
“No sabemos hasta cuándo iremos a aguantar. Lo que sí sé es que el Gobierno debe tomar intervención en la suba, que frene la suba, que saquen una multa o algo a los que realmente suben pero no a nosotros los empresarios chicos, sino los grandes empresarios como los trigueros que están desvalorizando el producto interno”, apuntó el referente. 
Señaló que si bien es necesaria una readecuación de los precios, todavía no existe una disposición o postura oficial del sector, debido a que “si tenemos que aumentar, vamos a tener que vender el bizcocho a 100 pesos y el mignon a 70. Lo que es imposible porque si hoy la gente no está comprando, si subimos no vamos a vender nada y vamos a tener que despedir a los empleados”. 
“Sabemos que la solución no es subir los precios, pero por eso el Gobierno tiene que frenar los costos, tiene que fijarse en el producto interno”, apuntó el empresario. 
Asimismo descartó que por lo pronto exista una definición sectorial respecto a la suba del pan, ya que aunque los industriales panaderos analicen y marquen una nueva lista de precios sugeridos, “hay muchas panaderías clandestinas que van a seguir vendiendo a bajo costo porque ellas no tienen que pagar impuestos como pagamos los que estamos formalmente inscriptos”. 
“Esto también nos afecta mucho porque si todos venderíamos al mismo precio, si todos pagaran sus impuestos y tendrían a sus empleados en blanco, habría una competencia justa, pero lamentablemente el costo lo tenemos que pagar los que trabajamos de manera formal”, sentenció. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...