"Los Puentes de Madison": una historia de amor imperecedera

Llevar a escena una de las historias de amor más bellas y recordadas de las últimas décadas no es tarea fácil, sin embargo el productor teatral Javier Faroni, tomó el riesgo con dos figuras nacionales -Araceli González y Facundo Arana- que se lanzaron a asumir el desafío en la versión teatral de "Los Puentes de Madison". Luego de un excelente 2017 en calle Corrientes y una gran temporada en Mar del Plata, la obra recorre el país en gira y arribó a Jujuy días atrás. Así se presentó en el teatro Mitre y durante dos funciones colmadas, los jujeños fueron testigos de las emocionantes vicisitudes románticas de Francesca y Robert, durante una propuesta que dejó conforme al público que aplaudió efusivamente la presentación en el coliseo jujeño.

 

La obra está basada en la aclamada novela de Robert James Waller, que dirigidaporClint Eastwood tuvo una emblemáticaversión cinematográfic

Las comparaciones son inevitables pero cotejar la extraordinaria película de 1995 dirigida por Clint Estwood basada en la novela de Robert James Waller, con esta obra resulta inútil porque aquella es simplemente exquisita y muy difícil de igualar no solo por su gran lirismo sino por las extraordinarias interpretaciones de sus protagonistas (el mismo Eastwood y una soberbia Meryl Streep).

Sin embargo resultó satisfactorio haber tenido un acercamiento y apreciar en vivo la historia de esta ama de casa italiana afincada en Iowa cuya vida apacible pero anodina se ve alterada con la llegada de Robert Kincaid, un enigmático fotógrafo de la revista National Geographic.

MUY APLAUDIDOS/ EL PÚBLICO JUJEÑO RECIBIÓ CON MUCHO AFECTO AL ELENCO DE LA OBRA.

En la obra los actores principales cumplen con sus roles de manera sobria, transitan el melodrama repitiendo los riquísimos diálogos que enamoraron a cientos de personas en el mundo, con corrección, llevando a muchos a evocar las secuencias de la película y a emocionarse con la tragedia de los personajes. En tanto los actores secundarios encargados de hilar la trama mediante la lectura de los diarios que su madre deja antes de morir, son meros narradores de las acciones de los protagonistas, se abusa del recurso, pero ellos cumplen con su rol con gracia y simpatía.

Los elementos escenográficos giran en torno a una cocina y resuelven eficazmente los cambios, teniendo en cuenta que la acción se desarrolla en ámbitos muy distintos y la música. complementa el cierre de cada escena.

Pero lo que sí cala hondo en el corazón es la historia, las vicisitudes de estos dos seres que tienen la oportunidad de vivir el milagro de un amor correspondido en el momento más inesperado, de dos seres que durante cuatro inolvidables días ven sacudidos los cimientos de sus resignadas existencias, ven alterados todos sus esquemas, por un volcán de sentimientos y pasiones que creían sepultados para siempre y que los llevarán a tener que tomar la decisión más importante de sus vidas.

Una historia tan real y triste como la que se puede ver a diario si se asoma la cabeza al mundo real. "Los puentes de Madison" es un drama romántico imperecedero, muy humano y realista y es eso precisamente lo que le confiere un poder extraordinario cualquiera sea la versión en la que se presente.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...