Histórica  cumbre entre  Trump y Kim  en Singapur

A pocas horas de la histórica cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, el mundo posa sus ojos en la pintoresca isla Sentosa en Singapur, primer mojón de un proceso que apunta a la desnuclearización de Pyongyang y que ya tiene a ambas comitivas ultimando detalles.

Tras varias idas y vueltas para lograr la reunión, las conversaciones que se iniciaron anoche durarán sólo una jornada y la principal incógnita es si Trump podrá convencer a Kim de que abandone su programa nuclear.

Ambos llegaron ayer con seis horas de diferencia y fueron escuetos ante la prensa.

Las delegaciones de ambos países estuvieron ultimando detalles, encabezadas por Sung Kim, actual embajador estadounidense en Filipinas y que lo fue antes en Corea del Sur, y el vicecanciller norcoreano, Choe Son-hui.

Pompeo, que ofició de vocero de Estados Unidos, dijo a la prensa que las negociaciones de ayer avanzaron "incluso más rápido de lo que habíamos anticipado".

Las pretensiones vienen de los dos lados, ya que Kim -que asegura tener misiles de largo alcance que podrían transportar cabezas atómicas hasta territorio estadounidense- está interesado en que se levanten las sanciones económicas que afectan gravemente a su país, aislado internacionalmente.

Para él, que por primera vez realiza un viaje tan largo al extranjero como líder de su país, la mera celebración de la cumbre es un éxito diplomático.

Estados Unidos, potencia atómica hace décadas, aspira a "la completa, verificable e irreversible desnuclearización de la península coreana", según definió ayer Pompeo,

El método y los plazos del desarme de Corea del Norte son sin duda el principal escollo de las negociaciones.

Otro tema será la firma de un tratado de paz entre Corea del Norte y Corea del Sur, que técnicamente siguen en guerra ya que al final de la contienda hace más de seis décadas sólo firmaron un armisticio.

El histórico encuentro comenzará el martes a las 9 hora local en el hotel colonial de cinco estrellas Capella, en la isla de Sentosa.

Trump emprenderá el regreso en la noche del martes hora local.

Recomendación de Irán 
El gobierno iraní instó ayer a Corea del Norte a actuar con “precaución” en vísperas de la cumbre entre el mandatario norteamericano, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, por el “historial de sabotaje” estadounidense a sus compromisos internacionales, en alusión a la salida de Estados Unidos del pacto nuclear entre Teherán y las potencias. 
En su rueda de prensa semanal, el portavoz de la cancillería del país persa, Bahra Qasemi, advirtió a los dirigentes de Corea del Norte sobre el “historial de sabotaje y violación de sus compromisos internacionales y bilaterales” de Estados Unidos.
“Especialmente desde que Trump asumió el cargo, Washington ha saboteado los acuerdos internacionales y se ha retirado unilateralmente de ellos”, dijo Qasemi.
El portavoz citó la salida en mayo último de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015, firmado entre Irán y seis grandes potencias para limitar el programa atómico de Teherán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.
“Teherán cree que el Gobierno de Corea del Norte debe actuar con precaución. Somos muy escépticos sobre las intenciones de Estados Unidos”, agregó Qasemi.
Pese a mostrarse “pesimista” antes estas negociaciones, el vocero enfatizó que Irán apoya “la paz y la estabilidad” en la península coreana.
Hoy, tras casi 70 años de confrontación y 25 de negociaciones fallidas se reunirán los países.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...