Sigue la incertidumbre en Ingenio La Esperanza

SAN PEDRO (Corresponsal) En una asamblea informativa que se realizó la tarde del miércoles, en la sede del Sindicato de Obreros y Empleados de Ingenio La Esperanza, donde hubo opiniones y mociones divididas, respecto a la propuesta que hizo el Gobierno Provincial, de pagar el 50% de la indemnización a los 600 trabajadores activos, para que comiencen a trabajar sin antigüedad y sin categoría con los futuros dueños de la empresa azucarera, un número de trabajadores facultó a la comisión directiva a llevar una contrapropuesta que tiene tres ítems.

El primero  es que las indemnizaciones se concreten en un sólo pago, el segundo, que el tope indemnizatorio no  se fije en 23.000 pesos por año, importe que se remonta al año 2014,  sino que se actualice el mismo,   tal como se pagó en  Ingenio San Isidro,  cuyo monto ascendió a 33.000  y  35.000 pesos y por último,  el pago del retroactivo de las paritarias del 2016.  También se solicitó que no sólo la dirigencia gremial vaya a negociar  sino que lo haga acompañada por dos trabajadores de confianza de cada sección de campo y de fábrica.

Aunque  en la asamblea no estuvo la totalidad de los trabajadores que prestan servicio, fue importante el número de asistentes,  donde luego de que los secretarios general y gremial Sergio Juárez y Néstor Bautista y el asesor Carlos Nutini, explicaron el porqué de la convocatoria a la asamblea informativa, tomaron la palabra  varios trabajadores, entre ellos algunos delegados, que  expresaron su total desacuerdo con la propuesta que hizo el Gobierno.

Uno de los delegados, sostuvo que si el Juez de la Quiebra, ya firmó la resolución en la que expresa que se mantiene la  antigüedad y la categoría, no tienen por qué acatar una disposición del Gobierno, que  va en contra de la palabra del juez  “que el mismo Gobierno puso políticamente en la Quiebra”, por lo que no tendrían que decidir ni por el sí ni por el no.

Otro trabajador, expresó que  no entiende la actitud del Gobierno, porque en conferencia de prensa, dijo a todo el pueblo de San Pedro y de La Esperanza, que  era necesario el despido de trabajadores, ya que con 600 empleados la empresa sería rentable y se concretaría la venta, la que tendría que haberse realizado en el mes de enero.

Por otro lado, un grupo obreros  sostuvo  que era necesario que la comisión directiva  presente una contrapropuesta  y que vaya a exigir respuestas al Gobierno. Otro de los delegados, apuntó que personalmente no aceptará esa propuesta, porque no confía en el Gobierno que no supo mantener la palabra que dio cuando dijo que ningún trabajador sería despedido “despidieron a nuestros compañeros y aún no cobraron los 140 mil pesos que prometieron, otros ni siquiera ingresaron a trabajar, quien nos garantiza de que nos pagará  y quien nos garantiza de que seguiremos trabajando. Si aceptamos, perderemos todos nuestros derechos, sin antigüedad, sin categoría,  cuánto nos pagarían. No podemos aceptar esa propuesta”, dijo otro trabajador.

Lo cierto es que por momentos los ánimos se caldearon hasta que  varios comenzaron a retirarse y fue cuando los dirigentes pidieron que se expresen y levanten la mano los que estaban a favor de que lleve una contrapropuesta, moción que tuvo el apoyo y quedó establecido el mandato para que el gremio negocie con el Gobierno.  

“Esto no se ha resulto, hemos recibido un mandato de los trabajadores para ir a hablar con el Gobierno, en la próxima asamblea con la respuesta que traigamos  quizás  podamos decidir por el sí  o por el no. Se vienen tiempos difíciles, porque hay mucha desconfianza, hay mucha división, sólo queremos preservar la fuente de trabajo”, dijo Sergio Juárez, tras apuntar que hay incertidumbre respecto a la fecha de inicio de la zafra, “todavía la fábrica no está lista,  dijeron que podría comenzar en los primeros día de julio, pero no se llega, tal vez a partir del 15 en adelante”, subrayó.

Juez desestimó suspender el proceso

El juez de Primera Instancia en lo Civil y Comercial 9, Juan Pablo Calderón, a cargo de la quiebra del Ingenio La Esperanza, desestimó el pedido de suspensión del proceso solicitado por José María Hansen, en representación de Omega Energy Group y Agroindustrias La Esperanza SA (Alesa), que se adjudicaron la venta de activos de la quiebra.

El abogado de las mismas solicitó la suspensión convencional de términos del proceso, conforme lo previsto por el artículo 191 del Código Procesal Civil y por el término allí indicado, 20 días, solicitando se corra vista a las partes, para que presenten su conformidad.

Luego de analizar la petición, Calderón consideró que no hay un fundamento válido para solicitar la suspensión del proceso, no hay motivación alguna, más que el propio interés de la peticionante.

Más adelante, el juez expresó que, sin perjuicio de ello, es claro el artículo 191 del CPC, en cuanto establece que los plazos podrán ser abreviados o suspendidos por acuerdo de partes, lo que no se cumple en este caso, ya que la solicitante peticiona en forma unilateral la suspensión del proceso, y pretende una vista a las partes para que éstas presten su conformidad, lo que atenta contra el espíritu de la norma procesal, que establecida para casos especiales, no puede ser aplicada mediante un pedido unilateral. Finalmente, Calderón dispuso que se proceda a proveer otras presentaciones formuladas en la causa, entre ellas el Recurso de Revocatoria con Apelación en subsidio presentado por la misma parte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estas de acuerdo con las modificaciones de la ley de Educación Sexual Integral?

Importante ahora

cargando...