Smartwach
El Fitbit Charge 3, el smartwach que todos quieren
Extremadamente liviano, con una batería que llega a los siete días y un precio muy por debajo de los 200 dolares, se convierte un una gran alternativa.

Además de más ligero y con nuevas funciones, Fitbit le ha dado un nuevo diseño que lo hace infinitamente más atractivo que el resto de la línea Charge. De entrada, la pantalla en blanco y negro del Charge 3 no parece mucho más grande que la que se encuentra en el Charge 2, pero los marcos no son tan gordos, y la pantalla en sí es mucho más sensible que muchos de los otros productos de la compañía.

Hay un botón inductivo en uno de los costados del Charge 3. Puedes presionarlo como un botón tradicional y usarlo para navegar la interfaz, pero no se mueve. En vez de eso responde al tacto. Esto, dice Fitbit, es para ayudar a hacer que el Charge 3 funcione bien en la piscina. Debería ser resistente al agua hasta profundidades de 50 metros y tendrá en cuenta cosas como los largos que hagas o el tiempo que lleves en la piscina.

Además de hacerte un seguimiento mientras nadas o practicas otro de los 14 ejercicios que maneja, el Charge 3 también trae una característica que tienen los relojes inteligentes de Fitbit: aplicaciones. Durante su lanzamiento, solo habrá apps propias de Fitbit, y son todas bastante estándar: alarmas, clima, temporizador y un calendario. Son las funciones básicas, además del seguimiento de actividad, que usarías en un dispositivo portátil de este tipo.

Sin embargo, Fitbit también dice que llegarán otras aplicaciones después del lanzamiento. 

Una de las cosas más impresionantes del Charge 3 son sus notificaciones. Pueden ser de las mejores que hemos visto en una pulsera de fitness. Según Fitbit, el Charge 3 se encargará de cualquier notificación que tu teléfono pueda mandar. Llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos e incluso notificaciones de que tu taxi está ahí fuera. Los usuarios de Android tendrán la capacidad de responder rápidamente a los textos en esa misma ventana de notificación. Ninguna otra pulsera de fitness puede hacerlo. Entre eso y las otras características prometidas, el Charge 3 se presenta como una alternativa sólida a los relojes inteligentes que son más grandes, más caros y más cortos de batería.

La batería de los smartwatches actuales tiende a durar de dos a tres días. Fitbit afirma que el Charge 3 tendrá una duración de siete en comparación con los cinco días que duraba el Charge 2 de media. Fitbit también ofrece un chip NFC para hacer pagos contactless en un modelo especial que costará $20 adicionales e incluirá una segunda correa.

Ambos modelos del Charge 3 también incluyen un nuevo mecanismo de bloqueo para las correas, que supuestamente servirán para colocarlas y separarlas más fácilmente. Los usuarios podrán elegir entre una variedad de correas hechas de silicona, cuero o tela.

Fitbit no lo incluyó el GPS, según un representante de de la empresa, una “decisión intencionada” por parte de la compañía. Parte de la razón era mantener el peso ligero y un formato compacto y barato. La otra razón es que probablemente Fitbit prefiera que gastes tu dinero en un dispositivo más caro si quieres GPS. Tanto el Ionic de $250 como el Surge de $200.

El Charge 3, sale a la venta en octubre y se venderá por solo $150 (o $170 si optas por la opción NFC). ¡Este si es un precio atractivo! Sin embargo, con los relojes inteligentes ganando terreno y las pulseras de fitness históricamente estancadas, tengo curiosidad por ver cuántas personas se interesan realmente por este nuevo dispositivo. Sin duda es impresionante, y podría verlo reemplazando un Apple Watch como algo para llevar en mi día a día, pero no lo sabré hasta que veamos más de cerca sus funciones.

Fuente: Gizmodo