Divino Maestro 2018
Religioso de Libertador recibirá distinción nacional por su trayectoria y vocación educativa
El religioso marista de la institución de Libertador fue distinguido por el Consudec. Recibirá la estatuilla el viernes 28.

La labor educativa del hermano marista Marcelino Buet, docente de la Escuela Técnica "Ingeniero Herminio Arrieta" de Libertador General San Martín, fue reconocida con la distinción "Divino Maestro 2018" que otorga el Consejo Superior de Educación Católica de la República Argentina (Consudec).

La nota remitida por el Consudec al Consejo de Educación Católica de Jujuy para que sea comunicado al galardonado consigna que "nos es muy grato comunicarle que Consudec le otorga la Distinción Divino Maestro 2018 al hermano Marcelino Buet, en reconocimiento y gratitud por su trayectoria y vocación educativa al servicio de la Educación Católica".

Asimismo detalla que la celebración de entrega de la 42º edición del premio, que se viene realizando en forma ininterrumpida, con el lema

"Yo he venido para que tengan Vida y la tengan en abundancia" se realizará el viernes 28 de setiembre en Buenos Aires.

El programa precisa que a las 17 se oficiará la Santa Misa de Acción de Gracias en la Iglesia Del Salvador

(avenida Callao 580) y a las 18 será el acto académico en el salón de actos del Colegio del Salvador.

La noticia fue recibida con gran alegría en la institución de Libertador y toda la provincia.

Reconocer la labor

A la Distinción "Divino Maestro" se postulan todos los docentes que hayan tenido una trayectoria significativa para la comunidad. Pueden ser catequistas, maestros, profesores, quienes trabajan en comedores infantiles, etc.

Los postulantes fueron preseleccionados en la provincia y luego evaluados en la instancia final por el Consejo Superior de Educación Católica (Consudec) de Buenos Aires.

En años anteriores

En la edición 2017, la profesora jujeña Cecilia Maccagno fue distinguida por el compromiso y la entrega con la educación y por el trabajo comunitario y solidario fuera del establecimiento educativo. Se premia además por el trabajo en los barrios, comedores, etc, rompiendo los límites de lo institucional.

En 2016 fue seleccionada la hermana Teresa, perteneciente al colegio Santa Bárbara y la profesora Araceli Aguirre fue premiada años atrás como así también una integrante de la Legión de María.

La distinción es una estatuilla que se entrega como reconocimiento a la tarea de hombres y mujeres que, durante toda la vida, han dedicado sus esfuerzos a la educación como docentes en todo el país y son reconocidos por generaciones de estudiantes como auténticos maestros.