Ajustan controles contra enfermedad de los citrus

Está en marcha el equipamiento y preparativos para ajustar las barreras fitosanitarias fijas y móviles tendientes a controlar el tránsito o intento de ingreso de productos vegetales, especialmente cítricos para evitar el ingreso de Huanglongbing (HLB), la enfermedad que afecta a las plantas de limón, naranja, pomelo y mandarina, de importancia productiva.

 

El HLB o Huanglongbing afecta a las plantas de limón, naranja, pomelo y mandarina y es muy contagiosa por yemas de plantas.

Mientras, desde Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) aseguran que los controles son continuos y no hay rastros de su presencia de esta enfermedad.

"Se firmaron los acuerdos y ya estamos en la ejecución de esto. La inversión es tanto para las barreras móviles como para las fijas", explicó el director de Control Productivo y Comercial, Julio Pardo Figueroa.

Se dio en el marco de una nueva reunión del Comité Regional del Noroeste Argentino (Corenoa), el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción local firmó un acuerdo con la Asociación Fitosanitaria del NOA (Afinoa) que implicó 20 millones de pesos que fortalecerán el sistema de barreras zoo-fitosanitarias fijas y móviles en Jujuy, en resguardo de la producción local.

En las barreras fijas se prevé la mejora edilicia, estructural y de tecnología para las barreras de Pampa Blanca y Yuto. Para ello se está comprando junto a Afinoa los contenedores que serán módulos de habitación y oficinas, en torno a autorizaciones para los controles en ruta.

En cuanto a las barreras móviles, se prevé que estén funcionando en febrero para lo cual se están terminando de hacer los contratos, presupuesto y la coordinación de estas barreras, que implica el uso de camionetas que van a trabajar complementando las barreras fijas, y recorriendo rutas sensibles para el transporte de mercaderías. La idea es que puedan reforzar los controles sanitarios, ya que supone que vayan con técnicos, ingenieros agrónomos y policía, de modo que en rutas de tránsito alternativo para desviar puestos fijos, cuando hay camiones que van por caminos vecinales, e intervenir y si no se puede para avisar a los controles fijos.

Es decir que circularán por los caminos previstos para complementar información, y si se llega a escapar algún camión, incluso podrán llegar a interceptarlos, hacer detenciones y actuaciones.

"La inversión que se está bajando es para controlar el traslado de mercadería vegetal, principalmente cítricos porque el HLB por suerte en Jujuy no entró y con esos controles queremos evitar que ingrese", explicó el funcionario de Control Productivo y Comercial, Julio Pardo de Figueroa.

Sucede que la inversión de Nación llega desde el Programa Nacional del HLB, y es de 20 millones de pesos teindiente al resguardo de la producción local.

Los controles y los productos

Apuntan a controlar el traslado de plantas, limones o naranjas y otras que no tengan autorización, ni documentación sanitaria. Implica transporte y tránsito de mercadería ilegal, que incluye envases con riesgo de contaminación, en cuyo caso se hace decomiso y en el primero multas económicas a los responsables del traslado.

A esto también se sumará el control de camiones que lleven carga de productos animales o forestales que se trabaja en barreras fijas o se dan aviso a ellas, de modo de hacer una acción complementaria.

Senasa hace controles continuos y busca crear conciencia en el tema

OPERATIVO / BARRERA MÓVIL QUE SE DISPONE A RECORRER CAMINOS VECINALES Y ALTERNATIVOS POR DONDE CIRCULAN CAMIONES.

IDENTIFICACIÓN / SENASA CAPACITA PARA IDENTIFICAR LA PRESENCIA DEL VECTOR.

Trabajan con el Ministerio de Producción y con dos barreras con Salta y Jujuy para el control fitosanitario.

En el sector agrícola industrial buscan ajustar el control y continuar creando conciencia para evitar el ingreso del Huanglongbing (HLB), nombre con el que se conoce a la enfermedad que afecta a cítricos. Si bien el cuidado es en todo el país, en Jujuy es constante el trabajo del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) para proteger el cultivo y evitar que llegue por el terrible impacto que implicaría para el sector.
“Venimos trabajando desde 2010 con un programa de prevención del HLB que se hace un monitoreo sistemático de Salta y Jujuy. En el caso nuestro nos corresponde la zona norte y se hace monitoreo de la parte comercial y urbana, buscamos la presencia del vector, la diaphorina citri y la capturamos, sacamos una muestra y la enviamos a laboratorio para ver si tenemos la presencia de esta bacteria del HLB”, explicó el supervisor del Programa de Prevención del HLB en Salta y Jujuy de Senasa, Sebastián Bernal.
Además tienen en cuenta el síntoma de la enfermedad, un amarillamiento porque es una bacteria que se presenta como una rama amarilla por eso se conoce como dragón amarillo. Por lo que se hace monitoreo comercial y en los pueblos de Ledesma y Fraile Pintado todo el año; y es que en invierno a veces se manifiesta más, pero en temperaturas cálidas hay presencia del insecto vector, diaphorina citri.
“Hasta ahora no tenemos la presencia de la enfermedad, sí el insecto vector, y se hacen monitoreos permanentes, y todos los resultados dieron negativo, y tratamos de prevenir”, explicó Bernal.
También tienen en cuenta los viveros que tengan material certificado, que esté inscripto porque la bacteria tiene movimiento importante a través de material vegetal, por lo que se procura que no ingrese material vegetal, que se sepa el origen porque puede venir tanto de Brasil como de Paraguay donde esté la bacteria y podría introducirla.
Bernal recordó que hubo recientemente en una capacitación de DTV (documento de tránsito vegetal), para movimiento de especies y se comenzó con cítricos, algodón y se acordó que todo lo que sea vegetales y hortalizas se moverá con este documento para saber la trazabilidad de lo que se mueva. 
Es que lo que se busca es tratar que no ingresen ni el vector ni la bacteria.
Por ello se firmaron acuerdos para las barreras fitosanitarias. Es que en 2016 hubo un ingreso en Santiago del Estero, introducida por una planta de “mirto” de Paraguay, que se erradicó.
En diciembre se hicieron monitoreos intensivos en el marco del Programa Nacional de Prevención, en Pocitos, Tartagal y otras localidades, monitoreando lo comercial y urbano, buscando sintomatología, captura de insectos y enviando a laboratorio. 
También se coordina con los municipios para informar, y en el caso del “mirto”, una planta ornamental que es ospedera del virus del citrus, y condiciones óptimas para introducirlos se busca erradicarlos y se les da otra planta.

La amenaza está dada en la capacidad destructiva


REVISIÓN / EN CONTROLES DE RUTAS Y MÓVILES BUSCAN PLANTAS Y OTRAS.

La amenaza está basada en la capacidad destructiva para los cítricos por los daños que causa y debido a la velocidad de su expansión, a lo que se suma la dificultad de ser diagnosticada. El avance de la enfermedad, una vez instalada en un área productiva, puede generar pérdidas de hasta 40% de la capacidad productiva en menos de cinco años las plantas de limón, naranja, pomelo y mandarina.
Por ello se concientiza sobre los efectos del HLB y los riesgos que podría implicar para la Argentina y el impacto real que podría tener en su economía. También se podrían ver afectados los productores, perjudicados por las pérdidas en sus cultivos.
El HLB afecta a las plantas de limón, naranja, pomelo y mandarina y que se propaga a través de yemas infectadas o por un insecto vector, llamado diaphorina citri, conocido como chicharrita. Pese a que la enfermedad no ha sido detectada en las plantaciones del país, la amenaza ya está presente en la provincia de Misiones y en las fronteras con los países de Brasil y Paraguay. 
Con más de 135 mil hectáreas implantadas y una producción valuada en más de mil millones de dólares, Argentina es el octavo productor de cítricos del mundo y es líder en la exportación de limón, con más de 20% de la producción mundial. El sector da empleo a más de 100 mil personas en 12 provincias. Por su parte, China, Estados Unidos, México y Brasil han sufrido daños importantes en sus respectivos cultivos. El HLB no afecta la salud humana, no obstante es fundamental concientizar a la población, indicó un informe de Federcitrus.

No hubo langostas en 2018

Mientras en San Juan la supuesta presencia de langosta comenzó a alertar el año pasado a productores, en Jujuy tras la presencia escasa en 2017 con pocos daños en algunas zonas, los organismos de control ajustan medidas.
“El tema de la langosta en 2018 por suerte no tuvimos problemas, no tuvimos presencia, se están haciendo monitoreos mensuales, y mediante grupos se hacen recorridos en los lugares donde tuvimos presencia el año pasado, se programa y se recorre con monitoreadores que están trabajando con la provincia; pero este año no tuvimos presencia de esa langosta”, precisó Daniel Bernal, Inta, Programa de protección vegetal, del Centro Regional NOA Norte. 
Aunque hubo casos aislados de “tucura”, en 2018 el panorama fue tranquilo pero se mantienen alertas. Es que en agosto sólo se encontró una tucura quebrachera, en Arroyo Colorado, y que son locales, se agrupan y no hacen daño a diferencia de las mangas avistadas del año pasado de gran densidad.
Sucede que en 2017 las mangas de langostas que pasaron por territorio jujeño eran grandes de gran densidad poblacional, afectando por entonces a San Juan de Dios, Santa Clara y Yuto. 
Por ello los monitoreos continúan por los departamentos San Pedro, Ledesma y Santa Bárbara, alrededor de 200 km donde van ingresando por los campos creando difusión y operadores para que si hay presencia se haga la denuncia y llegar al campo. 
De igual modo en el país no hubo presencia, y en Catamarca y Santiago del Estero el año pasado hubo solamente tucuras quebracheras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...