Tras la cesárea, la niña de 12 años víctima de abuso se recupera

Tal como estaba programado se realizó ayer en el Hospital Materno Infantil "Dr. Héctor Quintana" la intervención quirúrgica para interrumpir el embarazo de 23 semanas y media de gestación de la nena de 12 años, producto de una violación que se conoció hace días en la ciudad de San Pedro de Jujuy.

Cabe destacar que fue ordenada por la Justicia y ratificada por el Gobierno de la Provincia, teniendo en cuenta el protocolo Interrupción Voluntaria del Embarazo (ILE) contemplado en la ley sancionada en 1921 y modificada hace siete años.

En ese sentido se utilizó como método médico, una cesárea que permitió resguardar tanto la salud de la niña, como la de beba que nació con un peso de 700 gramos y que permanece en el sector de Neonatología del nosocomio.

Desde temprano militantes reconocidos como "pro vida" y "pro aborto" al igual que periodistas de distintos medios aguardaron el parte médico oficial en la puerta del hospital. En el lugar se dispuso un fuerte operativo policial con un vallado especial para restringir el ingreso de cualquier persona ajena la unidad de salud y permitir la circulación de pacientes.

Tras horas de espera sólo se dio a conocer un comunicado firmado por las autoridades del Hospital Materno en donde se informó que la niña fue intervenida y que "su estado de salud es bueno" al igual que el de la recién nacida que "fue asistida por el personal del servicio de Neonatología".

En declaraciones a medios nacionales, el ministro de Salud de Jujuy, Gustavo Bouhid, destacó el desempeño del equipo interdisciplinario del hospital para dar cumplimiento al fallo de la Corte Suprema.

Y aclaró que "hay un vacío legal: el fallo no dice ni a qué edad ni con qué procedimiento, acá se hizo una interrupción del embarazo a través de una cesárea". También recordó que su posición sobre la ILE fue pública: "estoy a favor de la vida, no creo que la muerte solucione nada".

Por la tarde la red de Profesionales por el Derecho a Decidir exigieron la renuncia de Bouhid.

 

ANA ALARCÓN

“Mantenemos la postura de salvar las dos vidas”

“Eso de que la cesárea no es ILE me parece que no es correcto o que se buscaba la muerte del bebé”, cuestionó Alarcón.
Tras la cesárea practicada a la menor embarazada producto de una violación, referentes del grupo “pro vida” permanecieron haciendo vigilia en la puerta del Hospital Materno Infantil “Héctor Quintana”. 
Ana Alarcón, vocera del grupo, expresó que la bebé estaría en “estado delicado”, producto de lo prematuro de su nacimiento
Confió que “es clara la postura que se tomó desde el otro lugar, y queremos que nos fundamenten porqué la cesárea no es sana, y era la idea más sana, porque la aplicación de medicamentos para el nacimiento prematuro no era del todo certero y tampoco que la niña pueda salir bien”. 
“Nosotros mantenemos la postura de salvar las dos vidas que llevamos adelante el año pasado, y que vamos a seguir llevando”, subrayó la militante “pro vida”.
Respecto de la situación de la bebé que nació producto de la cesárea practicada en la mañana de ayer a la menor violada en San Pedro, Ana Alarcón indicó que la madre de la víctima había comunicado la intención de dar en adopción a la bebé, “pero no sabemos”.

“No se cumplió con el protocolo de ILE”

“Se hizo parir a una niña por medio de una cesárea y le dejaron una marca, un estigma de por vida”, dijo Aramayo.


NATALIA ARAMAYO

Militantes feministas y sectores a favor de la interrupción del embarazo de la nena de 12 de años que fue violada, expresaron en la puerta del Ministerio de Salud su rechazo al procedimiento médico realizado. 
Expresaron que va en contra de lo que indica la ley vigente sancionada en el país en 1921 y modificada, y que contempla este tipo de casos.
Natalia Aramayo, vocera del grupo de mujeres, expresó que en el caso de la niña sampredeña “no se cumplió con el protocolo de interrupción legal de embarazo (ILE)” vulnerando así “la decisión que por ley le corresponde y el derecho a la confidencialidad”.
“Se hizo parir a una niña por medio de una cesárea y le dejaron una marca, un estigma de por vida”, agregó la dirigente, quien comunicó que pedirán una audiencia al ministro de Salud para solicitarle información del procedimiento practicado e “identificar a los responsables de lo sucedido”.
“Tenemos muchas leyes que nos amparan y no vamos a dar 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...