Falleció anoche la bebé nacida en una cesárea prematura

La Dirección del Hospital Materno Infantil “Dr. Héctor Quintana”, informó a través de un comunicado emitido anoche que a las 20.30, en el Servicio de Neonatología, falleció la bebé nacida el viernes pasado en una cesárea prematura que se le practicó a una niña de 12 años, víctima de abuso.

La noticia causó conmoción en la comunidad y no tardaron en aparecer un sinfín de mensajes que dejaban entrever tristeza y dolor por el fallecimiento de la beba. Y es que el caso tomó tal repercusión que incluso llegó a la esfera nacional, por cuanto todos, especialmente los jujeños, seguían muy de cerca lo sucedido.

Anoche, luego de conocerse el fallecimiento de la bebé, integrantes de grupos “pro vida” se dirigieron hasta las puertas del Hospital Materno Infantil, donde realizaron una vigilia para despedir a la recién nacida y hacer sentir un pedido de “justicia”. El grupo se concentró pasadas las 23, y preveían quedarse allí durante toda la noche en vigilia.

Al respecto, Ana Alarcón, referente del sector que se pronunció durante todo el proceso a favor de la preservación de las “dos vidas” aseguró anoche a El Tribuno de Jujuy que solicitarán el cuerpo de la recién nacida para poder despedirla. “Vamos a reclamar el cuerpo de la bebé. Si no garantizaron su vida, por lo menos que nos entreguen su cuerpito para darle una despedida justa” señaló. 

Con profundo pesar advirtió que exigirán “que se haga justicia y los responsables de hagan cargo”, a lo que agregó: “¿Cuántas más Esperanzas tienen que morir? ¿Cuántas más niñas tienen que ser abusadas para que den respuestas?”.

Un caso polémico 

Hace poco más de diez días, se conoció el caso de una niña sampedreña de tan solo 12 años de edad, quien cursaba el sexto mes de embarazo, producto de un abuso sexual.

El viernes último, se le realizó una cesárea prematura producto de la cual nació una niña con un peso de 700 gramos, a quien se traslado de inmediato a Neonatologia donde se le practicaron cuidados intensivos. 

VIGILIA/ INTEGRANTES DEL SECTOR “PRO VIDA” PERMANECIERON ANOCHE EN LA PUERTA DEL HOSPITAL MATERNO INFANTIL.

Debate nacional

Una niña de doce años que pidió un aborto y se le realizó una cesárea. Un embarazo de 24 semanas que no fue detectado a tiempo por los médicos. Presentaciones judiciales para frenar la interrupción legal del embarazo. Una diputada nacional envuelta en medio de los manifestantes en la puerta del hospital. Entredichos entre el Gobierno y el fiscal de San Pedro. Sin dudas, este caso reavivó como ninguno el debate sobre el rol del Estado en una sociedad sumamente dividida en torno a al aborto. 

Pañuelos verdes y celestes tuvieron posiciones radicales en torno a un protocolo que, según el ministro de Salud, no contempla qué hacer en casos como estos. Anoche fue una jornada de dolor para toda la sociedad, que deberá repensar profundamente cómo abordar este tipo de situaciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...