Ponce confía a pleno

Siempre dicen que la base de todo objetivo deportivo es la parte física, además de lo táctico y mental, y por eso Pedro Ponce, PF de Altos Hornos Zapla, proyectó una serie de trabajos específicos en la vuelta a la tareas tras la minipretemporada en diciembre para que el plantel del "merengue" pueda responder a las exigencias durante el primer semestre donde afrontará la Copa Argentina, el 16 recibirá a San Lorenzo de Alem en la ida y el 20 en Catamarca, y la reválida donde jugará su futuro en la categoría en 8 finales, desde el 3 de febrero debutando en Salta ante Gimnasia y Tiro, para engrosar su puntaje (12 puntos) y salir de la zona de descenso directo entre los 36 participantes.

Justamente Ponce explicó que "lo que tratamos de hacer en la primera etapa cuando terminamos el torneo fue reforzar las cuestiones tácticas que el profe (Roberto Saucedo) veía que había que remarcar y corregir, así de manera progresiva fuimos viendo de potenciar algunas cualidades físicas en ese momento. Luego el parate fue de 12 días y eso nos ayudó porque lo trabajado quedó prácticamente internalizado y ahora hicimos hincapié sobre lo realizado y comenzamos a incrementar el desarrollo y se vienen manejando las cargas que están dando resultado", indicó.

El licenciado en Educación Física que asume una nueva etapa en el club siderúrgico confesó que "el grupo se nota que es muy profesional en el cuidado y en lo que se pidió que trabajen en el parate de los 12 días, uno se da cuenta al pesarlos y ver que no hay diferencias porque ahí jugamos con el error de la vagancia que puede ser más o menos 1 o 2 kilos, pero todos están bien y lo que vimos antes de irnos era la posibilidad de confirmar los partidos amistosos que en lo futbolístico son fundamentales y en lo físico nos sirve para seguir mejorando", detalló.

“El promedio está latente’

En cuanto al poco tiempo trabajado en el tramo final de la etapa clasificatoria del Federal A desde la llegada del técnico Roberto Saucedo al “merengue”, desde el 22 de noviembre de 2018, el “profe” Pedro Ponce hizo mención a la delicada situación que lo tiene pendiente con el descenso reconociendo que “en el día a día va todo tomado de la mano y nosotros no comenzamos de cero pero la incomodidad del promedio está latente porque sabemos que debemos comenzar con el pie derecho y apoyándonos entre todos tras el parate que tuvieron los muchachos para liberar tensiones mentales de la exigencia que se requerirá en los partidos que tenemos que jugar”, expresó.

Inmediatamente argumentó que “nosotros comenzamos sobre la última parte así que en los partidos finales nos comenzamos a caer físicamente y hay que entender que el ser humano es un ente fisiológico que obviamente va declinando en ese tramo, pero mucho tienen que ver los resultados porque uno le puede poner un esfuerzo terrible a todos los trabajos pero cuando no acompañan los resultados te terminan jugando negativamente en la cabeza. Ahora los chicos entendieron lo que pretende el entrenador, sin desmerecer lo que hizo el cuerpo técnico anterior que son colegas, pero se fue mejorando desde lo táctico y ahora desde lo físico para llegar bien a la Copa Argentina y luego disputar la reválida que es lo más importante que tenemos por delante”, afirmó.

En el tramo final del mano a mano con El Tribuno de Jujuy, Ponce sostuvo que “los horarios de trabajos en este retorno son por la mañana y son más extendidos en tiempo y si se llegara a cambiar será en base a los partidos amistosos que se vayan dando para llegar con el descanso necesario”, concluyó ilusionado.

 

Grata solidaridad

En estos tiempos difíciles donde el dinero escasea, los actos de solidaridad deben redundar y de eso se hizo eco Carlos Guzmán, utilero del plantel profesional Altos Hornos Zapla, que en los últimos días estuvo repartiendo regalos a niños de la ciudad siderúrgica.

“Carlitos”, como se lo conoce en los pasillos de la entidad “merengue”, con recursos propios en el pesebre “Divino Niño” del barrio Escuela Patria y entre los internados del hospital “Wenseslao Gallardo” repartió muñecas, pelotas, autos, soldaditos y rompecabezas con el único objetivo de obtener una sonrisa a la espera de los Reyes Magos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...