"A fin de mes la gente compra menos cantidad"

Si bien no hay una única razón que explique el aumento de los precios, los comerciantes coinciden en que el dólar es uno de los factores, básicamente por la mercadería que se importa y la que se exporta. Pero también se suman factores estacionales, condiciones climáticas y aumentos en los gastos de logística y distribución, entre otros.

Respecto a esto, Alejandra explicó que "sí hubo un aumento en los precios, pero también aumentó la demanda, por la época del año en la que estamos", y agregó: "Ahora que empezó a hacer más calor, la gente empieza a consumir más verduras en una ensalada, por ejemplo".

La comerciante explicó que el último mes "el aumento en el combustible y el precio del dólar tuvieron un fuerte impacto en el precio de la mercadería", y agregó: "Hay frutas y verduras que se exportan, con lo cual se compran a precio dólar".

En este sentido se refirió al precio de la palta y el kiwi, que llegan a $300 y $280 respectivamente, y dijo que "están a ese precio porque la traemos de Brasil".

Daniel, otro comerciante del mercado exAbasto, explicó que "la manzana y la pera, que vienen de la provincia de Río Negro, sufrieron un aumento de casi el 35%, porque son frutas que se exportan y tienen un precio dólar".

Pero no solo la importación generó una suba en los precios, sino que la baja oferta de algunas frutas y verduras también llevó a un costo alto sus valores, sumado a los aumentos que sufrieron los comerciantes en alquileres, tarifas e impuestos municipales.

Por otra parte, los comerciantes coincidieron en señalar que las ventas en los últimos 10 días del mes registran una caída. "Para fin de mes la gente compra menos cantidad o elige entre una verdura y otra para hacer una ensalada", dijo Alejandra y agregó: "Se lo atribuimos a que la gente por ahí se queda sin efectivo para esas fechas, entonces en lugar de comprar en el mercado, compra con tarjeta de crédito en el súper o pide fiado en su barrio".

“Estamos pasando por un momento muy difícil”

Respecto a la crisis que atraviesan los productores agropecuarios de la provincia, Alicia Vega, coordinadora de la UTT, dijo que “los pequeños productores estamos pasando ahora por un momento muy difícil, ya que todos nuestros insumos los pagamos a precio dólar, por lo que se nos hace cuesta arriba acceder a ellos y en vistas al año que viene no sabemos cómo vamos a preparar la quinta”.

En este marco informó que particularmente las semillas de tomate son las que se comercializan de acuerdo a la divisa norteamericana como así también el arriendo de la tierra, encareciendo estos insumos de forma descontrolada. “Nuestra producción ya no vale nada. Este año el cajón de tomate se vendió entre $200 y $250 cuando para poder cubrir nuestros gastos se debería vender por lo menos a $400 o $500. Pero cuando intentamos subirle un poco el precio los comisionistas e intermediarios nos dicen que no lo vale, y como el tomate no es una verdura que se pueda guardar una semana, nos vemos en la situación de vender a precio bajo”, afirmó Vega.

Debido a los obstáculos que deben sortear a diario en cuanto a los altos costos de producción y para “cuidar el bolsillo de cada compañero”, Alicia Vega comentó que desde UTT “estamos impulsando una producción sana con talleres de agroecología, tal es el caso de Fraile Pintado que ya hizo la prueba con sus tomates y hasta estamos sacando frutilla orgánica”.

Consumidores pagan 5 veces más

La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios subió 8,3% en agosto, impulsada por el aumento en las brechas de la mandarina, la cebolla, la naranja, la papa y el zapallito. Así se desprende del Índice de Precios en Origen y Destino (Ipod), elaborado por la Came.

En promedio, los consumidores pagaron 5,6 veces más de lo que cobró el productor por los productos en la tranquera de sus campos, cuando en julio la diferencia fue de 5,15 veces. Pero con muchas dispersiones: mientras en la mandarina la brecha fue de 13,3 veces, en la frutilla fue de 1,73 veces.

Precios en Origen y Destino que elabora el sector de Economías Regionales de Came en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores. En agosto, el Ipod agrícola subió 10,6%, incrementando su brecha a 6,05 veces, ubicándose casi en los mismos valores del mismo mes del año pasado. Según Came, en agosto hubo 12 productos donde las brechas subieron y 13 donde bajaron. La intensidad de los aumentos hizo que, en el promedio, se registre un deterioro de la situación en el mes. En promedio, los precios de origen subieron 8,83% en el mes, mientras que los precios en destino subieron 11,58% en los comercios minoristas y 8,52% en los hipermercados. El principal producto que empujó la brecha fue la mandarina, donde la diferencia de precios entre origen y destino subió 144%. Ese aumento ocurrió por la baja de 57,3% en los precios de origen. Según indican los productores responde a la fuerte caída del consumo. Aunque los precios al público subieron 4,1%, todo el ajuste recayó en el productor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Economía

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...