Acoso laboral en una escuela de Humahuaca

La víctima es vicedirectora del establecimiento, primeramente, del año 2002 al 2009, luego dejó el cargo y se trasladó a otro. En el 2013 regresó a la institución y ahí se encontró con el director. “Regresé con buenas expectativas por reintegrarme a esa escuela, traté de hacer algo bueno por los alumnos y docentes pero empecé a tener limitaciones”, comentó la docente, en diálogo con El Tribuno de Jujuy.

En ese sentido, indicó que “antes de irme de ahí yo estaba a cargo de la parte técnica. Como mi turno era a la tarde yo me ocupaba de eso, cuando regresé el director me negó a que realice eso que para mí era elemental, me dejó a la deriva”. Siempre que yo decía algo, “él me contradecía, me escribía cosas en el libro de notificaciones. Me ofendía todo el tiempo. Por ejemplo, una vez no teníamos agua, cuando pasa eso hay que interrumpir el dictado y lo hice. Me culpó que yo había provocado ese corte de agua, cosas como esas me pasaban constantemente”, agregó.

Por temor a represalias, la víctima prefirió no revelar datos sobre su identidad ni del establecimiento.

Después se fueron agravando esos ataques hasta llegar a gritos e insultos, explicó que él estaba respaldado por la supervisora de la institución y que el hostigamiento era frecuente. Al respecto señaló que “fueron muchas cosas malas las que me hizo, no aguantaba más. Hasta que un día lo denuncié, siempre trataba de castigarme. Me dejaba afuera de todas las decisiones y no me dejaba participar en nada, cuando lo hacía me agredía culpándome de todo. Me decía que todo se tenía que hacer como él decía”.

“También mentía y ejercía exceso de poder. Después que lo denuncié, la situación no cambió tanto. Él fue denunciado por acoso laboral y violencia de género, el Juzgado me dio tres cautelares. La primera y segunda era que él no pueda acercarse a mí, en la última esta persona puede acercarse pero no ofenderme”, sostuvo la vicedirectora.

Hacer la denuncia

“Frente a un caso de violencia lo que debe hacer la mujer es dirigirse a la seccional más cercana a su barrio”, explicó al respecto Raquel Nadal, titular de la Dirección de Paridad de Género. Dentro de capital, además, pueden asistir a los centros de Atención Integral a la Violencia Familiar y de Género que se encuentran en Ramírez de Velazco 516 y en Alto Comedero sobre la avenida Teniente Farías 380.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...