Primer caso de inscripción igualitaria de bebé en Jujuy

Melisa Zambrano y Patricia Fermoselle se conocieron en el 2016 y desde allí inició una historia de amor que tuvo como fruto el nacimiento de la pequeña Felicitas en agosto de este año. Pero cuando quisieron inscribirla en el Registro Civil de nuestra provincia, tuvieron inconvenientes que luego fueron solucionados siendo el primer caso de inscripción de nacimiento igualitario en Jujuy.

Este caso marcó un antes y un después en la provincia, y las mamás quieren que sirva de ejemplo para que otras parejas no pasen por lo mismo que ellas pasaron durante un mes y medio cuando la bebé no podía ser inscripta.

En diálogo con El Tribuno de Jujuy, Melisa Zambrano mencionó que "primero vimos los requisitos para inscribirla en el Registro Civil, como corresponde, y nos dirigimos ahí para hacer el trámite. Nos dimos con la sorpresa que no había otro caso como el nuestro y nos propusieron que la bebé se inscriba con mi apellido y yo como madre soltera".

"También nos preguntaron si queríamos hacer un apartado en la Partida de Nacimiento con el nombre de Patricia. Les dije que no correspondía aceptar eso porque estábamos casadas y los hijos se reconocen dentro del matrimonio y hay una ley que nos ampara", añadió.

En ese sentido, explicaron que las personas que las atendieron en un principio no tenían conocimiento de lo que se debía hacer porque no había pasado antes algo así, "nos pidieron notas, otros trámites con escribanos y otros papeles innecesarios que nunca nos pidieron. Así comenzó nuestro calvario, la bebé era NN, no tenía obra social, pasamos un dolor interno muy angustiante. Veíamos a mi hija desprotegida, nos dio mucha bronca", comentó Fermoselle.

Por la situación, las mamás hicieron un descargo vía Facebook, el movimiento "Ailen Chambi" se acercó a ellas y las orientó para que el caso se resuelva cuanto antes. Hablaron con otras autoridades del Registro Civil, en esa ocasión el trato fue distinto y les dieron una solución. Después de un mes y medio, el viernes pasado les resolvieron la situación y pudieron inscribir a su hija en el Registro Civil.

"Nos emocionamos mucho con la noticia, fue una lucha intensa de un mes y medio, sentimos mucho alivio porque legalmente ella no existía", dijo.

Un antes y un después

El caso de Felicitas significó la creación de una nueva perspectiva dentro del Registro Civil de la provincia de Jujuy que a partir de esta situación podrá resolver sin inconveniente otras similares que se presenten.

En contra de prejuicios

El amor las encontró a mediados del 2016 y fue tan intenso que las juntó bajo un mismo techo a meses de haberse conocido. Ese enamoramiento hizo que además de irse a vivir juntas, la pareja empiece a hacer planes a futuro y a tener sueños que también al poco tiempo se hicieron realidad.

A fines de ese año se comprometieron y de inmediato se casaron, "fue más difícil para ella, yo como soy más chica soy de otra época. Los prejuicios siempre están aunque no lo tenemos. Ella tenía más prejuicios que la gente y nos costó bastante tener una relación de lo que se dice normal. Para mí esa palabra es bastante complicada porque todo es normal", manifestó Zambrano.

Siguió diciendo que "eso costó más pero ella lo fue aceptando. Mucho tuvo que ver el acompañamiento de nuestra familia y amigos en todo momento. Gracias a Dios ellos siempre estuvieron".

El casamiento y la llegada de la tierna Felicitas

Tras casarse, Melisa Zambrano y Patricia Fermoselle empezaron a soñar con agrandar la familia y se fueron preparando para eso, “siempre, desde un primer momento yo, en mi plan de vida, quería casarme y tener otro hijo, ya tengo uno de 12 pero ella no. En eso, ella me acompañó y desde un primer momento me dijo que cuando se dé la oportunidad lo hagamos”, sostuvo Zambrano.

Sobre la pareja explicó que “nos conocimos y todo fue muy rápido. Al mes nos comprometimos y a los tres meses decidimos casarnos, de inmediato iniciamos con los preparativos. Queríamos casarnos cuanto antes, ese amor que teníamos necesitaba que nos casemos lo antes posible y así fue”.
En relación a la llegada de la pequeña indicó que “siempre lo fuimos hablando, la bebé fue mu deseada, no había dudas de que íbamos a agrandar nuestra familia. Queríamos seguir afianzando nuestra relación de pareja para cumplir ese propósito”.

Fue así que el año pasado iniciaron con el tratamiento de fertilización asistida en otra provincia, “fue un tratamiento bastante largo y complicado, lleva su preparación emocional y física porque no es algo que se da de un día para el otro como una relación heterosexual”, afirmó.
Remarcó el apoyo de la familia: “Lo hablamos mucho, entre nosotros y con nuestra familia. Nacieron dos sobrinitos justo en ese momento que nos entusiasmó más. Era muy bien recibida la noticia en nuestro entorno y eso nos ayudó más a tomar la decisión”.

Al respecto, Fermoselle señaló que “dar el primer paso para formar una familia, casarse o hacer una unión convivencial es el más importante y les digo a todos que lo hagan porque es algo hermoso. No hay comparación con otra cosa formar una familia, es difícil tomar estas decisiones pero hay que hacerlo con una gran responsabilidad y sobre todo con mucho amor”.

Respetar al otro

“Venimos de dos generaciones distintas, realmente el dar el primer paso es lo más necesario. Lo primordial es aceptarse a uno mismo y después mostrarte al resto te libera de muchas cosas. Yo me siento liberada y la mochila que cargué durante años ya no la tengo”, aseguró Fermoselle.
Por último, Zambrano explicó que “el respeto es la base de todo, debemos respetar a la otra persona en lo que elige para amar, para vivir o como vestirse, obviamente sin perjudicar al de al lado. No hay que etiquetarnos en lesbianas, gays, etc”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...