Empatía y solidaridad, armas contra la violencia

El miércoles pasado se celebró en el mundo el Día Internacional de la No Violencia en conmemoración de la muerte de Ghandi, reconocido pacifista y un gran promotor de los derechos humanos. Fecha digna para realzar las acciones comprometidas de cientos de jujeños que se dedican a luchar contra la violencia.

Detrás de cada acto maligno hay una problemática, hay alguien que sufre y también quienes reaccionan y hacen algo.

Titulé utilizando dos valores para mí primordiales (empatía y solidaridad) y que utilizo de forma reiterada en las columnas que publico cada sábado. Valores esenciales para la construcción de cualquier espacio pacífico y de los cuales se desprenden muchos otros también necesarios para todos.

Quiero mencionar también al respeto y la tolerancia como valores claves para luchar contra la violencia que se presenta en múltiples formas. Voy a señalar algunas, quizás las más crueles, como la que se ejerce hacia la niñez, las mujeres, los adultos mayores, las disidencias sexuales, los animales y las personas con discapacidad. Sectores muy vulnerados que han sido golpeados con vehemencia cruel por las sociedades conservadoras machistas y estructuradas bajo estigmas, construcciones, prejuicios y concepciones que de a poco dejan de existir.

Pero los logros fueron llegando, se fueron conquistando derechos que han ido dándole apertura a estos sectores vulnerados en la conciencia de los ciudadanos. Fueron ingresando en el día a día de la comunidad y dejaron de ser pasados por alto. En realidad todavía hay sometimientos, agresiones y distintas formas de violencia que se manifiestan hacia ellos. Pero detrás de cada dolor, hay un grupo de personas que empatiza, reacciona y se solidariza.

Un grupo de seres humanos que no se quedan callados, que protestan y exigen que se cumplan los derechos de personas o mascotas que son vulnerados. Cada espacio, cada sector, tiene a sus superhéroes que no llevan capa pero sí un corazón inmenso y armas de empatía y solidaridad.

Estos voluntarios van a los hogares de adultos mayores para visitar a los abuelos que son abandonados ahí por sus familiares que nunca más vuelven a verlos. Ellos los contienen, les dan mucho afecto y cariño.

Cuando un niño no tiene para comer, hay gente que con mucho sacrificio abre un comedor y le garantiza a cada pequeño por lo menos un almuerzo todos los días. Quizás la crueldad más grande que ocurre en nuestros niños es cuando son abusados, por eso también hay personas que trabajan arduamente para que eso no ocurra brindándoles herramientas para que sepan defenderse y alertar a los padres para que los cuiden.

Otro tipo de violencia, lamentablemente, muy común y que se da de diversas formas es la de género que no consta solamente de una agresión física. En este aspecto es importante señalar que muchas mujeres que son sometidas por un hombre piensan que dicha violencia es algo natural cuando en realidad no es así. Ante estas situaciones hay otras mujeres que contienen a las víctimas, las ayudan a salir de ese círculo violento y les dan una nueva esperanza.

La discriminación y burla hacia la comunidad Lgtbq es otro acto repudiable que ejercen algunos ciudadanos que aún no entienden que los tiempos cambiaron y trajeron más libertad para que todos nos expresemos libremente.

Lo mismo ocurre dentro de lo que implica la inclusión de las personas con discapacidad que también es muy importante. Existen voluntarios que están muy ligados a esta problemática y se encargan de que esta población sienta lo más leve posible las barreras sociales y arquitectónicas que aún persisten.

Por último, quiero señalar al maltrato animal, la crueldad que se ejerce con las mascotas es otra de las problemáticas que preocupan y mucho ya que muchos maltratadores que muestran su maldad con los animales generalmente también se manifiestan de la misma forma con personas.

Es importante que entre todos actuemos para erradicar estas violencias que nos afectan. Somos seres humanos, podemos equivocarnos, pero hay una diferencia inmensa entre cometer un error y ejercer un acto maligno. Nos cuidemos y nos ayudemos para vivir mejor.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...