Pasó la Manka Fiesta en La Quiaca, será hasta dentro de 365 días cuando nuevamente vuelva a reeditarse, en el predio ferial fronterizo aún quedaban algunos productores rematando o trocando mercancías.

A pesar de la situación económica el balance es positivo en varios aspectos, uno de ellos es el turístico, la capacidad hotelera de La Quiaca estuvo colmada y eso generó un movimiento en toda la rueda que depende del turismo.

La difusión por los medios de comunicación y redes sociales fue fundamental para que visitantes de distintos puntos del país, arribaran a La Quiaca y participen activamente de los eventos culturales programados para la ocasión.

Tal es el caso de la ceremonia a la Pachamama o el festival folclórico, esta vez apostando a los artistas locales donde hubo muy buena convocatoria.

Este año hubo presencia de producción local, la cerveza de altura fue el favorito de la gente, preparadas en Yavi con sabores varios, en algunos casos hechas de maíz llamaron la atención de vecinos quiaqueños y turistas.

También la presencia de la Agrotécnica 14 de Cieneguillas, con embutidos fabricados por los propios alumnos, además de la cerveza artesanal, dulces con quinua y hasta alfajores.

Los artesanos y vendedores de distintos rubros señalaron que la venta cumplió con sus expectativas, aunque siempre esperan recaudar un poco más.

NOVEDAD *Bb-0ExPonto Regular16.5h50\#124hb-0.5 LA PRODUCCIÓN LOCAL CON CERVEZA DE ALTURA TAMBIÉN ESTUVO PRESENTE.

La "Manka" no sólo es la venta de ollas y demás productos, por la noche el dinero que se gana es gastado en las carpas bailables.

Según lo informado por la UR5 no hubo demasiadas novedades debido a que el operativo de seguridad fue estricto, a fin de evitar desmanes y hechos vandálicos contras las personas que visitaron el predio.

Este año los copleros no tuvieron su tradicional carpa, igualmente se las ingeniaron parta coplear a pesar del ruido de los grupos musicales, incluso la carpa "Manka rock", tuvo un lugar.

La "Fiesta de las Ollas" no sólo es un espacio donde el cambalache y venta de productos es habitual, además simboliza un punto de encuentro de varias culturas que convergen mostrando su identidad.

Fiel a sus costumbres el puneño despidió con mucho entusiasmo a la Manka, ahora los puneños se preparan para hoy Día de Todos Santos y mañana Fieles Difuntos, celebración fuertemente arraigada desde la época prehispánica.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...