Ediles suspendieron al intendente Miguel Tito

La Quiaca tendrá un antes y un después en su vida institucional, luego que el intendente Miguel Tito fuese suspendido en sus funciones al ser acusado de un supuesto hecho de corrupción.

Cronológicamente, el último viernes, al momento de la sesión ordinaria, la comisión investigadora, presidida por la edil Sara Aranda (UCR), entregó el informe sobre la desaparición y venta de una máquina retroexcavadora valuada en 500 mil pesos propiedad del municipio.

En la investigación, que llevó meses, habría quedado comprobado que el jefe comunal vendió el rodado con la supuesta complicidad del secretario de Gobierno, Eduardo Barrientos, y el por entonces secretario parlamentario del Concejo Deliberante, Luis Armella.

En esa sesión se decidió fijar un nuevo encuentro para la jornada de ayer a las 9.30, en el cual el único tema a tratar era el pedido de juicio político, aconsejado por la comisión.

Ayer estuvieron presentes cuatro de los seis ediles, Raquel Gregorio presidenta del cuerpo, y los concejales Sara Aranda, Daniel Flores y Horacio Cabrera.

No asistieron Silvia Villatarco y José Vázquez, afines al intendente quiaqueño.

La secretaria administrativa del Deliberante, Marcela López, dio lectura a los fundamentos por el cual se promovía el pedido de juicio político, luego la moción fue puesta a consideración de los concejales que aprobaron por mayoría, en la primera parte de la sesión.

Luego hubo un cuarto intermedio para evaluar también la suspensión en el cargo del jefe comunal, mientras vecinos y gremialistas arribaban al edificio legislativo.

En la reanudación de la sesión, volvieron a votar para fijar fecha del juicio político, y quiénes van a presidir la comisión acusadora y juzgadora, lo cual recayó en Raquel Gregorio y Horacio Cabrera, respectivamente.

Seguidamente se dio lectura a los considerandos y las razones por las cuales también solicitaban la suspensión de Miguel Tito.

Al término, y a consideración del cuerpo, los cuatro concejales votaron para que el intendente sea suspendido en el cargo por actos de corrupción, y denuncias del padre Jesús Olmedo. Será hasta el día 2 de diciembre sin goce de haberes. Siguiendo los pasos correspondientes, Tito recibió la respectiva notificación a las 13 y dejó de ser hasta el momento del juicio político el jefe comunal quiaqueño.

La noticia fue atentamente seguida por la comunidad fronteriza, gracias a los medios de comunicación, y los vecinos quiaqueños se mostraron en su mayoría a favor de la medida.

Repercusiones

La concejal Sara Aranda al respecto dijo: "Este dictamen fue hecho con total conciencia, nos hemos tomado el tiempo suficiente para llegar a esta conclusión. El dictamen fue a pedido de la ciudadanía en general, jamás hubo ánimo de tener una represalia personal contra el intendente. Simplemente dilucidar la verdad y dar respuesta a la población de La Quiaca".

Mientras que Daniel Flores expresó: "Quiero pedir disculpas a la comunidad porque esperaba que esto salga más rápido, pero queríamos cumplir con los pasos que la ley marca. El expediente siempre estuvo a consideración de todos los concejales. No estuvo el edil José Vázquez quien fue el que inició todo esto, quiero decirle que es un cobarde".

Interinamente quedó a cargo de la intendencia la edil Raquel Gregorio quien manifestó que "cuidará el patrimonio comunal hasta que asuma el nuevo intendente".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...