Apartaron a fiscal de caso de supuesta mala praxis

En las últimas horas trascendió que el fiscal Carlos Farfán fue apartado el pasado 4 de noviembre de una causa por supuesta mala praxis y en su lugar designaron al fiscal Diego Ignacio Funes, de Delitos Complejos, al parecer como consecuencia de haber rechazado pruebas ofrecidas por el querellante utilizando términos agraviantes.

Carlos Farfán tenía a su cargo una denuncia en contra del médico Roberto Pérez Barquet por considerarlo probable autor responsable de los delitos de lesiones quirúrgicas graves y gravísimas y abandono de persona, presentada por el exjuez Armando Ovando en representación de la señora Hilda Ridi.

Fuentes judiciales cercanas al Ministerio Público de la Acusación informaron a El Tribuno de Jujuy que la resolución de apartar al fiscal obedece a que habría dilatado de manera arbitraria las presentaciones realizadas por el querellante, en este caso Armando Ovando, esposo de la víctima.

Cabe destacar que el fiscal Carlos Farfán en tres oportunidades le habría negado al querellante la posibilidad de citar a ampliación de declaración al médico traumatólogo Daniel Gonzalo Boccardo, quien tuvo a su cargo la asistencia de la víctima después que denunciado decidiera no atenderla más, de acuerdo a la presentación realizada por el exjuez Ovando a través del expediente P-

211395, caratulado Roberto Delfin Pérez Barquet por supuestas "lesiones gravísimas culposas".

La presencia de Boccardo sería de fundamental importancia si se tiene en cuenta que fue el médico que atendió a Hilda Ridi después que la misma sufriera tres luxaciones, y como consecuencia de haber prestado declaración el pasado 12 de setiembre cuando aún no había sido aceptado Ovando como querellante.

Fuentes judiciales cercanas a la causa informaron que el fiscal Carlos Farfán, en una de sus resoluciones, habría acusado a Ovando de retardo de la causa haciendo gala de su pasado de juez.

La misma fuente aclaró que Farfán habría sido apartado de la causa como consecuencia de haber incurrido en una serie de irregularidades en el procedimiento y mal desempeño de sus funciones en perjuicio de la víctima, y que en las próximas horas podría ser sumariado por las autoridades superiores del Ministerio.

Trato desconsiderado

Farfán habría tratado de ignorante al exjuez Armando Ovando, sin recordar que el exmagistrado había sido consultado por diputados, por el fiscal general y los miembros del Superior Tribunal de Justicia cuando se trabajaba en la elaboración del nuevo Código Procesal Penal, Ley 5.623, con el cual el entonces juez se manejaba para dictar sentencia.

Voceros del Ministerio indicaron que Armando Ovando está jubilado en estado judicial, lo cual significa que en cualquier momento y en caso de ser necesario podría ser nuevamente convocado a cumplir las funciones de juez.

Finalmente aseguraron que en los próximos días será nuevamente citado el médico Gonzalo Boccardo junto a los kinesiólogos Laura Villoldo, Martín Federico Gerbino y Nélida Valeria Pereira.

Cabe recordar que el letrado Armando Ovando efectuó esta denuncia como consecuencia de que el 7 de marzo de 2016, Pérez Barquet colocó una prótesis por fractura de fémur a la paciente Hilda Ridi, recibiendo el alta el 17 del mismo mes.

Pese a las recomendaciones brindadas por el facultativo y los cuidados a la paciente por parte de su familia y personal especializado, el 28 de marzo sufrió una luxación.

Ese mismo día fue trasladada a la misma clínica de calle Otero, siendo sometida nuevamente a una intervención quirúrgica sobre la herida del implante de la prótesis, recibiendo el alta el 4 de abril, donde pese a que se extremaron los cuidados, el 12 de mayo del mismo año una asistente le dijo al esposo Armando Ovando: "Hilda no se puede mover", sufriendo la segunda luxación.

Nuevamente fue operada y entonces el médico le seccionó los músculos aductores de la cadera, según consta en la historia clínica, informando personalmente a la familia que "esto era para asegurar que no se produzca una nueva luxación", manifestó, "y es para su tranquilidad".

El 17 de mayo recibió el alta nuevamente, indicando Ovando que "de nuevo fuimos a casa con la esperanza de que con el corte de los músculos aductores se acabarían las luxaciones, resultando inútil esta mutilación, ya que sólo tres días después se produjo la tercera luxación quedando inmóvil en cama".

Ese 20 de mayo con una ambulancia provista por la obra social concurrió a la clínica donde fue operada, y en ese lugar le dijeron que por "expresas directivas" del médico Pérez Barquet, la paciente ya no sería más recibida ni atendida en ese centro sanitario. Las penurias de la paciente y de la familia duraron dos días, siendo luego recibida en una clínica de calle Belgrano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...