Cumplió su sueño de ser diseñadora en Nueva York

SABRINA AGUIRRE / TIENE 23 AÑOS Y ES DISEÑADORA DE INDUMENTARIA.

Al poco de tiempo de recibirse en Buenos Aires de Diseñadora de Indumentaria, Sabrina Aguirre consiguió trabajo en Nueva York, Estados Unidos, y allí se instaló cumpliendo un sueño que tuvo desde su adolescencia.

 

Se recibió el año pasado en Buenos Aires, al poco tiempo viajó a Estados Unidos y de inmediato encontró trabajo en Nueva York.

 

Hasta que se fue a cursar esa carrera, la joven de 23 años vivió en el barrio Bajo La Viña junto a su familia, y asistió a la Escuela Normal Superior "Juan Ignacio Gorriti", allí finalizó sus estudios secundarios.

"Decidí irme a Buenos Aires porque en ese momento era la única universidad que tenía como carrera Diseño de Indumentaria. En un principio yo me quería ir directamente a Nueva York a estudiar pero tenemos que agradecer que en Argentina tengamos educación pública y gratuita así que pude estudiar allí porque acá (Estados Unidos) la universidad es muy cara", mencionó, desde Nueva York, Sabrina Aguirre en diálogo con El Tribuno de Jujuy.

Manifestó su satisfacción por haber concurrido a una universidad pública: "agradezco haber estudiado en una universidad pública es un privilegio que tenemos como país y ciudadanos. Decidí estudiar Diseño de Indumentaria porque siempre me diseñé yo misma la ropa, la dibujaba y luego la mandaba a hacer".

En ese sentido, explicó que "a los 12 años estaba viendo qué quería estudiar y pensaba en algo que sea para viajar. Veía muchas opciones y ninguna me convencía, algunas opciones eran ser azafata o relaciones internacionales. No me gustaba nada de eso, así que mi mamá me dijo que si tanto me gusta diseñar que me fije en algo relacionado a eso. No sabía que existía Diseño de Indumentaria como carrera".

Cuando se enteró que en Buenos Aires se podía estudiar esa carrera no dudó en irse y sus padres la apoyaron. "El primer año es el ciclo básico común que es como un filtro, porque tanta gente se inscribe y no muchos terminan haciéndolo. Siempre están las personas que dicen que eso no se puede hacer en un año, que nadie puede, pero yo logré hacerlo en un solo año", dijo.

Se planteó un objetivo

Terminó la carrera acorde a los años establecidos de la misma y eso se debió a que siempre su cabeza estuvo enfocada en un objetivo que ya lo tenía pensada desde años atrás, que era irse del país y vivir haciendo lo que más le gusta en Nueva York.

Al respecto dijo que "siempre tuve en mente, desde la secundaria, irme para ahí. Pero por distintas razones no se me había dado, si me venía de intercambio en la secundaria iba a perder todo un año pero yo quería eso. En la universidad también pasó lo mismo si venía, perdía un año. Entonces fue mejor terminar todo e irme tranquila para trabajar y con el título como me decían mis padres".

Ya había visitado ese lugar, "estuve de vacaciones hace dos años y me enamoré más de Nueva York. Entonces me dieron más ganas todavía de venir", agregó.

"Mucho tengo que agradecerle a mis padres que siempre me apoyaron en lo que quería hacer. Les agradezco mucho que me hayan dado la libertad de poder decidir y tomar mis propias decisiones y elecciones de vida. Todo se lo agradezco a ellos", remarcó.

Aguirre se graduó en diciembre del 2018 y en mayo de este año emprendió su viaje a Estados Unidos, ahora debe irse por unos meses a México a trabajar con una diseñadora y de ahí, en diciembre, vendrá a Jujuy de vacaciones.

Luego, en el mes de febrero del año que viene volverá a instalarse y a trabajar en Nueva York.

"Mis papás estaban muy felices porque me iba pero a la vez un poco tristes porque todos los años anteriores nos veíamos cada tantos meses porque estaba en Buenos Aires. Ahora es algo distinto porque estoy lejos pero se adaptaron bien y me apoyan en todo", finalizó la joven.

Un viaje esperado y planeado con anticipación
Hasta que finalizó el secundario, Aguirre vivió en el barrio Bajo La Viña y asistió a la escuela Normal Superior “Juan Ignacio Gorriti”.

Antes de irse, la diseñadora de indumentaria, Sabrina Aguirre, se aseguró su puesto laboral enviando su currículum a distintos diseñadores neoyorquinos y uno de ellos le respondió. Arribó un sábado a Nueva York y un lunes ya empezó a trabajar. 
Estuvo con ese diseñador hasta junio de este año y desde allí empezó a asistir a estilistas en producciones de fotos. 
“Después empecé una pasantía con otra marca que yo deseaba con todo mi corazón trabajar ahí, porque es lo más. Me hablaron para una entrevista, fui y la semana siguiente me tomaron y arranqué”, indicó. 
En ese sentido afirmó que “solamente pienso volver para ver a mi familia en vacaciones y quiero traerlos para acá. Viendo cómo está el país y las circunstancias no se dan para que regrese a Argentina”.
“El mensaje que les doy a las personas que quieren viajar es que se vayan pero que siempre tengan bien en claro qué es lo que quieren cumplir porque creo que las cosas se dan cuando tenés en claro el objetivo y la meta. Viajar te hace entender a la gente y conocer otras culturas. Yo voy a cumplir mis metas, objetivos y lograrlos; si tenés en claro eso, todo se va logrando”, sostuvo la diseñadora de indumentaria.

“La gente acá es muy fría”

En relación a los argentinos, “la gente de acá es muy fría en relación a los argentinos, acá cuando conoces a alguien no te acercas a darle un beso o abrazo, le decís hola y le das la mano nomás. No me acostumbro a eso todavía y siempre les digo que son fríos y los saludo de forma más cálida”, señaló. Asimismo, comentó que “otra diferencia es que a las personas de acá les importa mucho lo que es el diseño, todos los que son nuevos diseñadores emergentes, les importa mucho consumir este tipo de prendas más que las de grandes empresas, que contaminan el medio ambiente y tienen talleres clandestinos. La gente de acá compra pensando en todo”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...