"Respetar y no patologizar lo que uno siente y lo que le gusta"

"Por un lado está la identidad de género y por el otro la orientación sexual. Lo primero es cómo me siento yo respecto a mi género, más allá del sexo biológico asignado al nacer; y lo segundo es quién me gusta, por quién tengo atracción sexoafectiva, básicamente", mencionó, en diálogo con El Tribuno de Jujuy, Nadia García, licenciada en Psicología y cofundadora de la Fundación "Ama"-Acción Integral en Género, Justicia y Derechos Humanos.

En ese sentido, afirmó que "por ejemplo puede haber una mujer trans que sea heterosexual. Es decir, sería una persona que le asignaron al nacer un sexo biológico masculino, pero que se vivencia como mujer y le atraen sexoafectivamente personas de su género opuesto. Hay que respetar y no patologizar lo que uno siente y lo que le gusta".

"Históricamente, el paradigma hegemónico ha sido la heteronormalidad por eso se consideraba que la heterosexualidad era la norma y todo lo que se corre de esa norma está mal y hay que patologizar. Las identidades se van construyendo de diferentes maneras, eso lo muestran investigaciones o estudios y lo que se desprende de cada cultura, es que no siempre la heterosexualidad es la normal. Esto nos lleva a decir que el género se construye", comentó.

Asimismo manifestó que "cuando nace un bebé le revisan los genitales y dicen es nena o es varón, es el sexo biológico masculino o femenino. Después el género se construye, la Ley de Identidad de Género habla muy claro sobre este tema".

"Muchas veces cuando alguien no entiende estas cuestiones está bueno mirar lo que dice la ley y el protocolo de atención a identidades trans", añadió.

"La identidad de género tiene que ver con la vivencia interna y personal de la persona respecto a su género, no sólo existen heterosexuales sino de diversas orientaciones", se explayó.

Diversos factores

La identidad de género se construye por diferentes factores, no sólo psicológicos sino también sociales o culturales. Y como esa identidad se construye a nivel social va variando con el tiempo, quizás en otro momento no era tan aceptado pero ahora vamos viendo que hay muchísimas identidades y orientaciones sexuales, existen lesbianas, gay, bisexuales, intersex, no binarias, hay una multiplicidad, explicó García.

Ahora se busca visibilizar "todas esas identidades y salir del paradigma de la heteronormatividad y despatologizar las identidades. Eso estaba incluido en los manuales de psiquiatría como una enfermedad, pero se fue viendo que la realidad no era así. Que era una identidad diferente que hay que respetar y que tiene derechos", dijo.

Prejuicios sociales

Nadia García indicó que "muchas personas piensan desde su prejuicio que una persona que es gay lo es porque sufrió un abuso sexual, algo que es incorrecto. Si fuera así todas las personas que pasaron por un abuso tendrían que modificar su orientación sexual o identidad. Esa es una manera más de patologizar a las identidades donde no se comprende que hay una diversidad".

"Lo mejor sería que se corran de esa mirada discriminadora desde el prejuicio y tengan una escucha activa con el otro para entender que es lo que le pasa y por dónde va su historia. Hay instituciones también que discriminan y las personas trans tienen dificultades al acceso a la salud, trabajo o educación por ejemplo", añadió.

Por último sostuvo que "no es una cuestión de tolerancia, es respeto a la diversidad. Entender que las personas somos diferentes y no nos encasillamos en diversas estructuras. Lo que genera padecimientos psíquicos y malestar es la discriminación del otro y la violencia".

Características desde niños

La mayoría de los relatos de personas de la comunidad Lgbtq+ dicen que desde muy niños se sintieron así, de una forma contraria a su sexo biológico designado al nacer, y no es que necesariamente pasaron por un abuso o por algo traumático, sino que su identidad se fue constituyendo así, explicó la psicóloga Nadia García.

Para hablar de estas situaciones mencionó un libro denominado “Yo nena, yo princesa” de Gabriela Mansilla y recomendó a la sociedad que lo lean. En él se observa el relato de la autora sobre las vivencias de su hija trans y cómo la niña iba manifestándose desde pequeña, “desde sus elecciones, que no le gustaban las cosas de varón sino otras. O cómo ella quería tener pelo largo y que tenía otro nombre al que le habían dado al nacer porque ella había nacido con un sexo biológico masculino”, dijo.

Al respecto aseguró que “hay que salir de este adultocentrismo de creer que solamente las personas adultas tienen la capacidad absoluta para decir las cosas como son sino que también hay que escuchar a las niñeces porque ellos se manifiestan”.

“En el libro se relata todo eso y es muy gráfico, puede ayudar mucho a una persona que necesite entender esto. Si hablás con personas trans todas te dicen que desde chicas se sentían así, es una vivencia interna y así se sienten”, finalizó.

Fundación “Ama”

NADIA GARCÍA/ LICENCIADA EN PSICOLOGÍA.

El objetivo principal de la fundación “Ama” es trabajar con mujeres y disidencias sexuales a fin de asesorar, contener y atender a esta población cuando pasaron situaciones de violencia y se vulneren sus derechos. 

La contención es por una cuestión psicológica, “buscando que se puedan respetar sus derechos. Atendemos casos de violencia doméstica, institucional pero hay más casos de violencia sexual”, manifestó García.

Tienen un proyecto para atender con más profundidad los casos de niñez trans mediante un programa de acompañamiento y crear un espacio para que entre ellos se contengan. “Es muy importante que tengan el trato con los pares y sepan que no son las únicas personas con una identidad de género disidente”, afirmó García.

 

Hoy habrá un festival por la diversidad

Hoy, desde las 17, en la plaza central de la localidad de San Pedro se llevará a cabo el Festival de la Diversidad. La propuesta es organizada por la Dirección de Diversidad del municipio sampedreño y la fundación “Damas de Hierro”. 

En ese sentido, Lourdes Ibarra presidenta de la fundación, mencionó que “este evento se realiza en el marco de los 50 años de la revolución en Stonewall, no va a ser una marcha más, no va a ser un festival más, sino un evento que viene a conmemorar 50 años de lucha, donde decidimos dejar de ser invisibles, abusadas y violentadas, nuestros reclamos son por una mejor calidad de vida”.

El evento contará con ferias, shows, musicales y stands informativos para que la población se informe sobre las diferentes problemáticas que acarrea la comunidad Lgbtq+. “No habrá distinción de banderas políticas, vamos a estar todos juntos por una misma causa”, comentaron las organizadoras. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...