"Cada vez somos más las mujeres que tatuamos"

En los últimos años, no solo se han ido perdiendo los prejuicios en torno a los tatuajes y a quienes se los realizan, sino también respecto a quienes se dedican a esta tarea. Y es que si bien, desde siempre los tatuajes fueron concebidos como una tarea realizada exclusivamente por hombres, cada vez son las mujeres que incursionan en esta actividad, con muy buena aceptación.

Así lo confirmaron las tatuadoras Yanina Devico de Santiago del Estero y Evi Fabbro de Jujuy, quienes destacaron el posicionamiento que han logrado las mujeres en el mundo del tatuaje y la creciente demanda de clientes que cada vez optan más por hacerse tatuajes a manos de una tatuadora.

"Amo el tatuaje desde siempre, toda mi vida me gustó, no sé qué me llevo a ser tatuadora, cosas de la vida supongo, charlas que me ayudaron a darme cuenta de lo que quería hacer realmente" dijo Devico, quien arribó desde la provincia de Santiago del Estero para participar de la Cuarta Convención de Tatoo que se realizó en Jujuy.

Respecto a la injerencia de las mujeres en este ámbito, destacó que cada vez son más las que se animan a ser tatuadoras. "Si bien acá en la convención no hay tantas, en general la tendencia marca que hay un crecimiento; cada vez somos más las mujeres que nos dedicamos a tatuar y eso está muy bueno. En mi provincia en particular, no hay casi mujeres tatuadoras, estamos todavía un poco más rezagados, de hecho este sábado es la primera vez que se realiza una convención de tatuadores en Santiago del Estero, con representantes de todo el país", sostuvo.

Por su parte, Evi Fabbro, tatuadora y piercer jujeña coincidió en que cada vez son más las mujeres que se animan a dedicarse al tatuaje. "De a poco se va dando un cambio cultural también, porque siempre fue un ambiente muy masculino este, entonces romper esos esquemas cuesta un poco pero por suerte es cada vez más común ver mujeres en este rubro" dijo y remarcó que "incluso los propios clientes a veces directamente buscan a una mujer para tatuarse, cosa que antes no pasaba, se sorprendían de ver mujeres tatuando, pero hoy muchos nos prefieren".

También remarcó que si bien en general son más las mujeres que buscan tatuarse, son ellas las que también cada vez prefieren hacerlo con una tatuadora mujer. "Hay mucha clientela femenina", remarcó.

La novedad: los stickers, acuarelas y bordados

Al igual que sucede en todos los ámbitos, los diseños en la piel cambian y evolucionan constantemente. Actualmente la tendencia es muy variada, y las últimas técnicas que se están utilizando a nivel internacional son acuarela, puntillismo, tatuajes con estilos de bordados, otros con tintas UV (fluo), e incluso se sumó el tatuaje tipo sticker con contornos blancos que simula estar “pegado” sobre la piel. 

Los tatuajes de estilo bordado busca plasmar a la perfección, patrones propios de la costura, como los bordados de hilo, el punto de cruz, el crochet. Las acuarelas también tienen gran demanda y básicamente simulan una pintura en acuarela, pero sobre la piel, en la que se fusionan pigmentos y se lucen las tintas de colores. 
Cabe mencionar que en Buenos Aires, el año pasado estuvieron muy de moda los mandalas y este año se impusieron mucho los relojes con rosas, en los que algunos incluyen alguna fecha especial. 

Si bien en general, los tatuajes son muy variados y las técnicas cada vez son más innovadoras, siempre dependerá del gusto de cada cliente el diseño final, el cual generalmente está asociado a la vida personal.

Un tatuaje insólito

Claudio Bello contó entre sus anécdotas que la parte del cuerpo más insólita en la que le tocó realizar un “tatoo” fue en la planta del pie. “Es un lugar incómodo porque siempre hay cosquillas, pero además no es recomendable porque es una zona de mucho roce, que transpira y en la que se usan talcos, entonces tiende a borrarse y no queda bien”. 

Las opiniones

Yo elegí hacerme un a rosa en la mano, me gustan las rosas, no es la primera que tengo. Solo en negro, sin color, algo clásico. Duele un poco de pero se aguanta, el que se quiere tatuar tiene que aguntar el dolor, ademas del precio que cuesta. Pero ahora solo tengo tatuados los brazos y las manos, despues de aca a un tiempo quizas me haga algo en el otro brazo.

Yo elegí tatuarme los nombres de mis hijas Ludmila y Alelí, uno en cada brazo. Es la primera vez que me tatúo y me hice dos de una sola vez, me molesta un poco al comienzo pero despues es como que se adormece la zona y se soporta. La verdad que fueron rápidos, el tatuador demoró unos 40 minutos cada uno. Más adelante me quiero hacer el escudo de Boca en la pantorrilla.

Mi tatuaje fue más bien una propuesta de la tatuadora, pero me gustó mucho. Me propuso hacer a Chucky y su novia Tiffany y acepté porque me gustan mucho los personas de las películas de terror. Tengo otros tatuajes en el brazo, pero pienso bien antes de hacérmelos porque sé que es para toda la vida. Entre un hombre y una mujer tatuadora, la mujer es más prolija, más detallista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...