Hubo un llamado especial a la unidad de toda la Argentina

La Asamblea Legislativa tomó ayer juramento al presidente Alberto Fernández y a su vice Cristina Fernández de Kirchner, en una ceremonia en la que Mauricio Macri le traspasó a su sucesor los atributos presidenciales y que culminó con un discurso del mandatario, en el que llamó a la "unidad de toda la Argentina".

También llamó a terminar con el hambre y convocó a defender los derechos de las mujeres, a la vez que abogó por "un contundente Nunca Más" a "una justicia que decide y persigue según los vientos políticos del poder de turno".

La ceremonia fue presidida por la vicepresidente saliente Gabriela Michetti, quien abrió la sesión a las 11.16 y, tras leer el secretario parlamentario, Marcelo Fuentes, la resolución del acta de proclamación, se conformaron las comisiones de Exterior e Interior que recibieron a Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Tras un cuarto intermedio, las autoridades de ambas cámaras recibieron, encabezadas por Michetti, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y la presidente provisional del Senado, Claudia Ledesma de Zamora, en primer término a Cristina Fernández y luego arribó Alberto Fernández junto a su pareja, Fabiola Yáñez.

Luego de firmar los Libros de Honor del Senado y de la Cámara de Diputados de la Nación, en el Salón "Azul", los integrantes de la fórmula presidencial se dirigieron al recinto y fue el propio Alberto Fernández, quien ayudó a Michetti a desplazarse hasta el estrado, donde se realizó la jura.

El primero en jurar fue Fernández, quien lo hizo por "Dios, por la Patria y los Santos Evangelios", mientras que Cristina utilizó la fórmula "Por Dios, la Patria y el pueblo, como siempre, me lo demanden".

Concluida la jura ante la escribana general de la Nación, Macri procedió a traspasar a su sucesor los atributos presidenciales, el bastón y la banda presidencial, en medio de una gran ovación de los presentes, que incluyó la marcha peronista y el cántico tradicional de la juventud peronista con vivas a Néstor y Cristina Kirchner.

En contraste con otras asunciones y Asambleas legislativas de mandatos presidenciales kirchneristas, esta vez no hubo globos, ni banderas, ni pancartas ni carteles en las bancas; como tampoco "lluvia" de papelitos desde los palcos

A la falta de banderas del Frente de Todos, Juntos por el Cambio desplegó una con los colores de Argentina que decía "Vamos Macri" y la izquierda una propia repudiando "las situaciones en Chile y en Bolivia".

En medio de aplausos, el mandatario saliente se retiró del recinto con un fuerte abrazo a su sucesor.

En su discurso de casi una hora, el mensaje del presidente fue aplaudido en una veintena de oportunidades, pero los momentos más salientes fueron cuando hizo alusión a la defensa de los derechos de las mujeres, la soberanía sobre las islas Malvinas y el llamado a eliminar la grieta, que generaron respaldos tanto del nuevo oficialismo como de la oposición.

Al concluir el mensaje, Alberto Fernández se emocionó al agradecer a sus padres, al exprocurador general de la Nación, Esteban Righi y al expresidente Néstor Kirchner, quien -según recordó- en el 2003 le permitió "participar en la maravillosa aventura de sacar a la Argentina de la postración".

Entre los presentes se encontraban los gobernadores radicales Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes), y los peronistas Gildo Insfrán (Formosa), Jorge Capitanich (Chaco), Adolfo Rodríguez Saá (San Luis), Sergio Ziliotto (La Pampa), Sergio Uñac (San Juan), Juan Schiaretti (Córdoba), Alicia Kirchner (Santa Cruz) , Mariano Arcioni (Chubut) y Omar Perotti (Santa Fe)

También estuvieron los referentes de derechos humanos Adolfo Pérez Esquivel, Hebe de Bonafini, Nora Cortiñas y Taty Almeida, los sindicalistas Hugo Moyano, Héctor Daer, Antonio Caló y Andrés Rodríguez y los empresarios Daniel Vila y Marcelo Tinelli. Además, asistieron los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti. También estuvieron los nuevos ministros del gabinete nacional: el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; de Producción, Matías Kulfas; de Economía, Martín Guzmán; de Justicia, Marcela Losardo; de Relaciones Exteriores, Felipe Solá; de Seguridad, Sabina Fréderic; de Educación, Nicolás Trotta; de Transporte, Mario Meoni; entre otros.

Recordación

El presidente de la Nación Alberto Fernández recordó al fallecido expresidente Néstor Kirchner, de quien fuera jefe de Gabinete, y al exprocurador general de la Nación Esteban Righi.

“Quiero recordar a Néstor Kirchner, quien en el año 2003 me permitió participar de la maravillosa aventura de sacar a la Argentina de la postración” y a “Righi, quien me inculcó como nadie los mejores valores del Estado de Derecho”, remarcó al final de su discurso el flamante presidente.

“Quiero agradecer también a mis compañeros y compañeras de mi espacio político que nos han llevado a la victoria, todos aprendimos que unidos podemos cuidar a nuestra gente”, puntualizó.

Reforma de la Justicia

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, aseguró que enviará al Congreso de la Nación un proyecto de reforma de la Justicia Federal luego de repartir duras críticas hacia la misma y asegurar que está viciada por los servicios de inteligencia. “Ningún ciudadano por más poderoso que sea está exento de la ley, y por más poderoso que sea presumir culpable y condena judicial” ya que “cuando se presume la culpabilidad de las personas se está violentando la constitución sino también los principios de derecho”. En ese sentido, habló de “mancha ominosa” en un sector minoritario de la Justicia y anunció que enviará al Congreso un proyecto de reforma del sistema federal de Justicia.

Transparencia y Malvinas

El nuevo presidente prometió “garantizar la transparencia” en la administración de la obra pública que llevará adelante durante su Gobierno. “Nuestro compromiso es garantizar la transparencia en la administración de obra pública, podrán acceder a todos proyectos de la obra. Selección y empresa ejecutora, monitorear los avances”, prometió Alberto Fernández. En ese sentido, se quejó que en “pleno siglo 21, millones de argentinos no tengan un techo”.
Sobre Malvinas dijo “no hay más lugar para colonialismo en el siglo XXI”. “Sabemos que para esta tarea no alcanza mandato de un Gobierno, sino una política de estado de mediano y largo plazo, por eso convocaré a un Congreso”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...