Ahora Carnaval de Flores

Conforme soplaba el viento de la tarde, la cumbia de "Los Corazones Alegres" de Sumay Pacha parecía ganar el barrio maimareño, pero lo cierto es que aún no había abandonado la primera de las invitaciones de estos dos días de Carnaval de Flores.

Y es como si la fiesta se quisiera ir yendo de a poco, dejando atrás a los disfrazados y las cantidades de gente, albergándose en lo íntimo y lo alegre.

No son los únicos que eligen el fin de semana posterior a Carnaval Chico para salir a la calle con sus banderas.

Lo hacen también en San Pedrito y en Juella, ambos parajes de agricultores, y cuando a mediodía de ayer comenzaban a tronar los estruendos, no era la nostalgia de los nueve días ya pasados, sino la convocatoria a dos nuevas jornadas.

Algunos, ya desgastados, harán asados y remaches de acá a siete días, cuando ya las trompetas y anatas rivalizarán con los sukuris que empiecen a ensayar para subir al cerro.

Ya casi en otoño, ya bien en Cuaresma, cuando tantos otros le pusieron fin maquillándose de cenizas, siempre con esa misma necesidad de agradecer las bondades del año y augurar las por venir.

En capital

Desafiando al mal tiempo, que se tradujo en sostenidas lluvias desde la tarde del viernes -apenas menguadas durante el mediodía de ayer-, en los distintos barrios capitalinos se escucharon los estruendos de los festejos.

El Carnaval de Flores se sintió también en la música que surgió de infinidad de rincones e hizo tangible que las familias capitalinas continúan participando de las propuestas carnestolendas.

En barrios como San Pedrito y El Chingo, por nombrar algunos, se vieron los adornos con gallardetes y serpentinas en las calles aunque el mal tiempo obligó a buscar sectores cubiertos.

Encuentro en Guerrero


PADRINOS DE VACUNA / HILDA FLORES, MARTINA SERPA Y VENANCIO VILTE.

La comparsa “Unión Alegre de Guerrero” también desafió la inestabilidad propia del clima otoñal -estación que comienza el 21 de este mes- compartiendo en la víspera el Carnaval de Flores y entierro del Carnaval Carpero.
A las 13 se sirvió un almuerzo consistente en sopa de frangollo y picante de mondongo, menú muy propicio para las condiciones meteorológicas.
Los padrinos de vacuna fueron Hilda Flores, Venancio Vilte y Martina Serpa.
Asistieron los integrantes de la comisión saliente de la comparsa y confraternizaron también con miembros de la Agrupación Guerrero de rancho “Yerbita”.
El festejo contó con el acompañamiento de grupos musicales tropicales y de folclore con animación de Claude y su conjunto.
En tanto que el entierro propiamente dicho se realizó a las 18 con una llovizna pertinaz donde “los diablos lloraron al dios Momo”, según destacaron los propios organizadores.
El baile tuvo continuidad hasta bien entrada la noche, permitiendo que los gauchos y paisanas se divirtieran a lo grande.
Fue otra de las expresiones carnestolendas que constituyeron el marco del fin de semana de Carnaval de Flores en la provincia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...