Música por el mundo
Titilo, guerra y paz en la música
El arte que es el vehículo que transmite emociones y refleja los momentos históricos y la vida misma. La vida misma y sus cambios, valga la redundancia, lo que se repite y sigue sin tener respuesta, enigmas de la existencia.

En nuestros viajes por Europa y la música, nuestro lector habrá visto la influencia de las circunstancias históricas en la concepción de las artes. El arte que es el vehículo que transmite emociones y refleja los momentos históricos y la vida misma. La vida misma y sus cambios, valga la redundancia, lo que se repite y sigue sin tener respuesta, enigmas de la existencia. La vida, la muerte, la guerra, la voluntad humana y los cambios que producen con sus decisiones drásticas a veces. Así vemos invasiones, guerras religiosas, políticas, persecuciones, dictaduras. Destrucción, ocupación, pesimismo, usurpación, grupos de personas que emigran, cambios y con ellos, esperanza y resentimientos.

Las artes reflejan así estos momentos diversos por los que ha pasado la humanidad. Los cambios de siglos, la guerra y la paz, la multiculturalidad, los cambios en la sociedad, la aceptación y la condena de grupos sociales. Todo esto ha inspirado la pintura, la música, la literatura, recordemos a Picasso y el Guernica con la explosión y destrucción de un pueblo, el Grito de Munch, que refleja el cambio de siglo y el miedo ante una nueva era.

Una de las ciudades que mayores cambios ha vivido en Europa es Amsterdam. Tradicionalmente una ciudad tolerante, abierta, solidaria y fuerte. Asociada actualmente con el barrio Rojo, el barrio Verde, llamado ha ido cambiando con los tiempos, haciendo frente a las adversidades. Situada en un país con poca superficie, han ido ganando al mar grandes territorios que han formado la nación. Los edificios que se han ido doblando y la adversidad del tiempo, el poco espacio, todo fue fuente de inspiración e ingenio para salir adelante.

Durante la Segunda Guerra Mundial los Países Bajos fueron neutrales hasta que la ocupación nazi comenzó a devastar la nación. El lector ilustrado habrá ya pensado en el Diario de Ana Frank y los dos años de encierro de esta familia en un ático de Amsterdam. Pero la tolerancia de esta ciudad se mostró con la acogida de judíos expulsados de la España intolerante durante los años de los Reyes Católicos.

Así, los barrios judíos eran parte de esta ciudad. La familia Frank venia huyendo de Alemania y encontró auxilio por un tiempo, ayudado por holandeses. Esta tolerancia llevó a los ciudadanos de Amsterdam a rebelarse contra los nazis y la deportación de judíos holandeses. Todo por mostrar la solidaridad hacia un pueblo.

La música en la época de la segunda guerra mundial también refleja estos cambios, así la "música degenerada", calificada así por los nazis, dividía la música entre lo que se podía escuchar y lo que no, prohibiendo el jazz y música de compositores judíos.

La música refleja esta paz momentánea y el deseo de experimentar, sonidos que producen efectos o que se hacen con máquinas.

La música es un mundo que fluye.