"Fueron mis sueños los que me llevaron a Francia"

Su amor por el diseño de moda hizo que el joven jujeño Emanuel Ocampo que tiene 27 años encuentre ese destino en Francia donde trabaja de esa profesión y se perfecciona para aprender el idioma del país. Aprendió su cultura y logró adaptarse rápidamente al ritmo de París que es muy distinto al de la provincia de Jujuy, aseguró.

Se fue en febrero del año pasado, anteriormente ya se había ido de Argentina hacia Bolivia y vivió un tiempo allá. Tomar la decisión de cruzar a otro continente fue una idea que llevó un proceso que fue desde lo económico hasta lo mental.

Por eso, un tiempo antes de partir se preparó, juntó el dinero necesario y reunió toda la buena energía para emprender un viaje a un lugar que nunca antes había ido pero que es la cuna a nivel mundial del diseño, el arte y la moda, todo lo que a él le apasiona.

Emanuel Ocampo, en diálogo con El Tribuno de Jujuy durante una visita a la provincia, mencionó que "en Bolivia trabajé con una diseñadora de Cochabamba, cuando regresé de inmediato hice todos los trámites del Consulado para irme a París. Fueron mis sueños los que me llevaron a Francia porque Jujuy en cuanto a lo que es la moda es muy pequeño".

"Me encanta mi provincia, amo Jujuy pero necesito seguir conociendo el mundo. Me fui para allá a estudiar diseño de moda, acá ya había estudiado dos año de esa carrera en el Instituto Tupac Amaru. Fui y me establecí en el distrito diez", añadió.

Desde que llegó también estudia francés porque es obligatorio que todo extranjero maneje esa lengua para poder cursar una carrera. Comentó al respecto que "ya estoy casi a la mitad de finalizar los niveles de francés para poder incursionar en una escuela de diseño que tiene París que es pública, yo siempre apuesto a la educación pública".

"Pienso estudiar ahí y después ver a qué otro país poder irme. Trabajo junto a un diseñador argentino que se llama Matías Cristino y es de Buenos Aires. Ya está radicado allá y es muy conocido dentro del ambiente de la moda", dijo.

En ese sentido explicó que realizan prendas de alta costura y urbana, "trabajamos en conjunto en su empresa que tiene en Pigal, que queda cerca del distrito donde vivo"

Sobre su adaptación a la cultura francesa indicó que fue complejo pero pudo llevarla a cabo sin mayores inconvenientes. Lo que más le costó fue el idioma porque durante su secundaria estudió inglés, "todo pasa por el shock cultural que uno tiene, dispararse de Jujuy que es una provincia tan pequeña hacia un lugar mucho más grande con un ritmo de vida tan distinto es un poco difícil al principio pero me fui acostumbrando", indicó.

Sostuvo que hay que estar abiertos a todo, "cuando uno se va a otro país, dejar de lado las costumbres, el lugar donde vivimos para abrirse a lo nuevo. Para mí eso es fundamental y a veces no ocurre en algunas personas que no logran adaptarse y se terminar volviendo porque extrañan". Sobre las diferencias entre el jujeño y el parisino remarcó que "en Jujuy la gente es muy cálida y amable, es totalmente opuesto en París, viven a otro ritmo, culturalmente son como más frías. Pero a medida que te van conociendo te van abriendo el corazón, al principio son muy distantes. El argentino de entrada se brinda, allá es distinto".

Por último brindó un mensaje para quienes quieren probar suerte en el extranjero pero que no se animan, "hay que dejar de lado los miedos, el mundo está abierto para todos y nos espera. Si uno realmente lo quiere lo va a lograr, hay que animarse y salir. Irse de la zona de confort es lo mejor que uno puede hacer, eso ata a muchas personas y tienen miedo. Hay que vencer eso y vivir".

Su profesión lo llevó a viajar


DISEÑO DE MODA/ QUIERE SEGUIR ESTUDIANDO EN FRANCIA Y CREAR SU PROPIA MARCA.

Desde chico tuvo pasión por el arte, ayudaba a su padre en su taller a pintar automóviles. Trabajó con él hasta los 15 años y desde chico era muy creativo.

Cuando salió de la secundaria empezó a decidirse por el diseño de moda. “Hoy en día no podría hacer otra cosa, es lo que amo y lo que me lleva a viajar”, agregó Emanuel Ocampo. 

Su máximo anhelo es “crear una marca de ropa en algún lugar de Europa”.

En Jujuy trabajó haciendo vestuarios en la Fiesta de los Estudiantes.

Un lugar muy distinto a Jujuy

Estudió diseño en Jujuy pero “no me sentí conforme y quise perfeccionarme más. Tras volver de Bolivia me fui, no me importó nada”, afirmó Ocampo.

Fue un viaje que lo fue preparando con mucho tiempo, “fue algo muy personal tomar la decisión de irme a vivir afuera. Uno echa de menos lo tradicional, allá la comida es totalmente distinta. Hay de todo, muchos tipos de restaurantes, y como yo salí abierto a todo pude adaptarme mucho más rápido”, manifestó.

De todas formas y con el paso del tiempo fue conociendo más gente, “me crucé con personas de todo el mundo con las cuales tengo un vínculo muy lindo”. 

Aprender francés fue lo primero que tuvo que hacer desde que arribó a París y quizás lo que más le costó porque nunca había aprendido nada sobre ese idioma antes, “es una lengua muy compleja, y más difícil que el inglés”, dijo.

Siguió diciendo que “cuando uno pisa otro país, lo primero que hay que hacer es adaptarse a su cultura”.
 


 

Encuesta

¿A qué canchón debería visitar la promo Onda Estudiantil en su quinto día?

Colegio Martín Pescador
Che-il
EET Nº1 de La Quiaca
Blaise Pascal
Bachillerato Nº 16
Colegio Del Salvador
ver resultados

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...