Una emotiva despedida

La unión familiar, la salud y el trabajo fueron los pedidos que la mayoría de los fieles expresaron con profunda fe al Señor y a la Virgen del Milagro que estuvieron en la provincia durante diez días.

Anoche tras la última misa, de las cuatro previstas en la jornada, una gran cantidad de familias jujeñas se reunió en el atrio de la iglesia Catedral para recibir el mensaje del obispo Daniel Fernández y luego participar de la procesión con los patronos de la provincia de Salta.

En esa oportunidad monseñor Fernández instó a los fieles a profundizar los gestos de amor hacia los otros y aprovechar esta Semana Santa para reflexionar sobre "el regalo que nos dio Jesús, nos regaló su resurrección y tratar de hacernos más dignos de ese regalo que nos hace y de ser más buenos".

ANTORCHAS / LOS FIELES ACOMPAÑARON LA EXPRESIÓN DE FE.

Dijo que este es "un tiempo que nos tiene que acercar a Dios y a los hermanos, no puede ser una cosa sin la otra: no se puede ser más bueno con Dios si se sigue peleado o enemistado con los otros".

Luego de la misa se inició la procesión con antorchas. Las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro fueron precedidas por la patrona de nuestra provincia, la Virgen del Rosario de Río Blanco y Paypaya. Luego en andas de las mujeres fue transportada la imagen de la Virgen del Milagro que reposó sobre una nube de claveles blancos. Luego los hombres llevaron en sus hombros la imagen del señor del Milagro cuya cruz reposó sobre una nube de claveles rojos.

Mientras las imágenes avanzaban hacia la plaza Belgrano una gran cantidad de fieles se agolpaba sobre ellas para poder tocarlas o deslizar una prenda o un objeto en señal de un pedido de bendición.

En diálogo con El Tribuno de Jujuy los fieles expresaron su fe por los patronos de la vecina provincia y los pedidos que les hicieron. "Para nosotros que somos personas de fe la visita del Señor y la Virgen del Milagro significa la posibilidad de pedirles por la salud de quienes queremos, para que haya paz y trabajo", indicó María saludando a la Virgen. Luciana, una joven madre, indicó que pudo disfrutar de la procesión y que pidió por la salud de sus niños y por el trabajo para su familia.

Tras la procesión las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro fueron despedidas en el atrio de la Catedral.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...