"Se aliviará este momento difícil de las familias"

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó que el paquete de medidas lanzadas por el Gobierno para fomentar el consumo y bajar la inflación permitirá "dejar atrás la inestabilidad cambiaria" y aliviará "el momento difícil que atraviesan las familias argentinas".

 

Entre el 22 y el 29 de abril tendrán completo el stock de estos productos, que incluye un acuerdo para determinados cortes de carne.

"Este conjunto de medidas complementan las acciones políticas que impulsamos para traer alivio a las familias argentinas en este momento difícil", señaló Dujovne durante una conferencia de prensa en la Residencia de Olivos.

Dujovne presentó ante la prensa los lineamientos centrales de las medidas económicas y sociales anunciadas ayer por la mañana por el Gobierno, que incluye un acuerdo de precios para 60 productos de la canasta básica, congelamiento de tarifas de servicios regulados, beneficios sociales y planes de pago para deudores morosos de la Afip, entre otros puntos.

El jefe de la cartera de Hacienda encabezó el encuentro junto al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley.

Con estas medidas, más el congelamiento del tope del dólar hasta fin de año, "garantizamos la estabilidad cambiaria", con lo cual "queda atrás el escenario inestable en cuanto a la cotización del dólar", explicó Dujovne. El ministro enfatizó, por encima de otras cuestiones, la necesidad de "ganarle la batalla a la inflación", que seguramente en "abril será alta aunque menor a la de marzo y recién en mayo veremos una mejora". "No habrá aumentos adicionales en las tarifas de electricidad de los hogares, ni en transporte, ni en peajes. También postergaremos hasta diciembre la suba de gas prevista para los meses de invierno, que son los de mayor consumo", subrayó. En este sentido, aunque el espíritu de las medidas son de neto corte federal, solicitó a las provincias que "acompañen" al Gobierno nacional en "este esfuerzo" tarifario, que tendrá un impacto fiscal de "$9.000 millones". En cuanto a las acciones del Banco Central, adelantó que la entidad "emitirá comunicaciones a los bancos para evitar el cargo a los comercios por depósitos en efectivo y las transacciones que se hagan por medios electrónicos se liquidarán dentro de los 10 días hábiles".

El ministro también recalcó que "los exportadores no pagarán impuestos al comercio exterior (retenciones) cuando los montos vendidos se encuentren por encima de lo facturado el año pasado".

Respecto al acuerdo de precios, aclaró que "no es un congelamiento sino un pacto de caballeros" y continuarán con las medidas macroeconómicas para alcanzar el equilibrio fiscal "más allá de estas acciones temporales". "Lo que nos permitirá bajar la inflación a largo plazo es reducir el déficit mejorando la competitividad. Ahora estamos llevando alivio por el pico temporario de inflación", explicó Dujovne. Por su parte, el ministro Sica manifestó que "aún no se definieron los 60 productos que formarán parte de la extensión del programa Precios Cuidados", pero confirmó que "16 empresas se comprometieron a mantener los precios durante los próximos 6 meses". "Todos los productos forman parte de la canasta básica alimentaria y estarán entre 20 y 25% por debajo de los precios pico", aseguró.

Economistas: “Las medidas sirven para el corto plazo”

El director de la consultora Economía & Regiones, Diego Giacomini, consideró que el éxito del paquete económico dependerá de que “las medidas forman parte de las expectativas que tiene la gente en línea con las expectativas del Gobierno: Si ambas expectativas coinciden, las variables estarán tranquilas. Si la gente no le tiene confianza, las variables se descontrolarán y el plan económico va a ser abandonado porque no produce los frutos esperados”. Giacomini sostuvo que “las medidas van en línea con lo anunciado por el Banco Central”, al tiempo que consideró que el plan de Sandleris duró 5 o 6 meses y ahora se pone un parche, ¿la gente le va a creer al Gobierno?”, se preguntó.
El economista puntualizó que “el Bcra aplica ahora banda 0. El resto de las medidas las anuncia Dujovne que ya anticipó que no va a alcanzar metas fiscales. ¿Le va a creer la gente?”. “Las medidas sirven para el cortísimo plazo”, concluyó.
En esa misma línea, el economista jefe de la consultora Superavit, Lucas Rodríguez, remarcó que “los anuncios apuntan a mejorar un poco el consumo mediante créditos y beneficios para ciertos grupos de consumidores y a mostrar que se hace algo por frenar precios y tarifas”. Rodríguez sostuvo que “nunca en la historia estos controles resultaron: los acuerdos de precios no funcionan e impedir los ajustes tarifarios por poder regulatorio tiene su correlato negativo en la inversión de las empresas para mantener la industria y su distribución, lo cual impacta en la calidad del servicio”.
Más adelante detalló que “no habrá baja sustancial de la tasa de inflación hasta tanto no se equilibren las cuentas públicas (incluyendo los resultados financieros y no hacer el truco de hablar de superávit primario, que no incluye los intereses) y se dé final a los instrumentos remunerados que el Banco Central tiene en su pasivo (Leliqs). Nivel de actividad requiere que negocios sean rentables y eso se logra con reforma laboral e impositiva, la cual se puede encarar seriamente sólo si se modifica el gasto en seguridad social. Todo lo demás, es cosmética. Pero lo que es necesario hacer no se encarará en un año electoral”. A su turno, el profesor titular de Microeconomía de la Universidad Nacional de Entre Ríos (Uner), Marcelo Di Ciano, consideró que las medidas se centralizan en la lucha contra la inflación, y que hasta ahora todo lo aplicado no ha servido.

El aval de la Came

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) consideró que las medidas económicas anunciadas por el Gobierno nacional beneficiarán de manera directa a las pymes y constituyen “el inicio de un plan de reactivación”.
“Los anuncios reflejan el trabajo conjunto entre los sectores y el Gobierno y es el inicio de un plan de reactivación pero necesitamos más medidas de fondo para reactivar el consumo, frenar la especulación financiera y bajar el costo argentino”, señaló el presidente de Came, Gerardo Díaz Beltrán.
Destacó que “haber logrado eliminar las comisiones abusivas que cobraban los bancos por los depósitos en efectivo de las pymes es una medida que no va a modificar algunas cuestiones de fondo pero que sí revierte lo que era un abuso absoluto por parte del sector financiero y que generaba distorsión de costos”.

Sin retenciones

El presidente de la SRA, Daniel Pelegrina, apoyó la eliminación de las retenciones para las pymes exportadoras porque “ello va a beneficiar a muchas empresas de las economías regionales”, al tiempo que consideró que “todo lo que sirva para mejorar las condiciones de vida de la gente, son medidas bienvenidas”.
Sobre este tópico enfatizó que “la eliminación de retenciones es un indicio del camino correcto y esperamos que se eliminen definitivamente. Esto beneficiará a economías regionales cuyos productores venden por debajo del límite de 50 millones de dólares anuales”. Pelegrina, en diálogo con Telam y respecto de las medidas destinadas al consumo de carne, señaló que “no somos formadores de precios” y remarcó que “se trata de volúmenes muy bajos”. Apuntó que los controles de precios no son la solución ya que el mejor esquema para contener precios es producir más.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...