UN POCO DE DIVERSIÓN / ORLANDO CÁRDENAS JUNTO A LOS PERSONAJES DE STAR WARS, DARTH VADER Y UN STORMTROOPER.

Esta es una historia particular, Orlando Cárdenas es un jujeño por elección. Es nacido en Buenos Aires pero vivió muchos años en Jujuy, por lo que hasta la fecha él se siente un jujeño más pese a que ahora vive en Estados Unidos.

 

Si estás en el extranjero o conocés a alguien que quiera contar su experiencia, comunicate a: lasnotas2003@yahoo.com.ar.

Su padre era quien vivía en Jujuy y a los 13 años lo invitó a que venga a conocer. "Me dijo que Jujuy era muy bonito, me lo llenó de flores y fue así, tal como me lo describió", dijo.

Ese solo viaje bastó para que se enamorara de la provincia y decidiera continuar su vida aquí, donde terminó la primaria en el 90, cursó sus estudios secundarios y pasó también parte de su juventud. "La felicidad que sentí allá fue lo que me hizo quedarme. Jujuy era más tranquila, muy distinta a la locura de la ciudad de Buenos Aires", relató.

Con mucha añoranza Orlando recordó al barrio San Pedrito. "Adopté a todo el vecindario como parte de mi familia, entre amigos y vecinos y ahí empezó mi amor por Jujuy", remarcó.

Así fue que empezó a conocer las celebraciones de Jujuy como la Fiesta Nacional de los Estudiantes, el Enero Tilcareño y el carnaval. "Particularmente, al carnaval lo viví y me encantó porque es bien folclórico. Por eso cada enero y febrero me vuelven esos recuerdos que tengo grabados de interminables historias con mis amigos en el norte", contó.

Pero un día los planes de Orlando por emprender en Jujuy cambiaron inesperadamente. "El destino cambió mi vida con una llamada. Un viejo amigo me propuso ir a probar suerte en Estados Unidos y acepté aunque mi idea seguía siendo asentarme en Jujuy", dijo.

Finalmente, en septiembre del año 2000 Orlando viajó a Estados Unidos. "Como en esa fecha pasó lo de las torres gemelas aquí y la Argentina también estaba llena de problemas se me complicó volver y me quedé acá", relató.

"Así como en Jujuy, acá en Denver también eché mis raíces, tengo a mi esposa y a una nena de un año y medio. Es que hace ya casi 19 años que estoy aquí. Pero siempre en contacto con mi familia y amigos de Jujuy", declaró.

Para sentirse más cerca, Orlando contó que se mantiene haciendo platos jujeños como empanadas, y sus tan queridos pasteles con queso que acompañan a generosas tazas de api que él prepara.

APASIONADO POR EL HEAVY METAL / PERPETUÓ EL MOMENTO JUNTO A UNO DE LOS INTEGRANTES DE LA BANDA SEPULTURA.

Orlando se lamentó por no poder haber vuelto a Jujuy desde el año 2000, pero destacó que los sacrificios valieron la pena. "Desde aquí sigo ayudando a mi familia", relató.

Músico y aventurero

Actualmente Orlando se desempeña en el rubro de la construcción, específicamente en la remodelación de viviendas, pero también dedica parte de su tiempo a hacer lo que más le gusta: música.

Orgulloso contó que tiene una banda de heavy metal llamada Verdugo junto a Iván y Miguel, sus compañeros mexicanos, en la que él toca el bajo. Una de las mejores presentaciones que tuvieron "fue cuando abrimos el concierto de Rata Blanca cuando estuvo aquí", según mencionó.

Sin embargo, comentó que dedicarse sólo a la música como les gustaría no les alcanzaría para sustentarse económicamente, por eso "lo tomamos como un hobby, es una terapia que nos damos con los muchachos pero seguimos trabajando en ello", expresó.

Entre otras tantas de sus actividades a Orlando le gusta salir a recorrer diferentes estados de Norteamérica. "Me gusta viajar y conocer lugares en la medida que puedo", dijo y agregó: "Con unos amigos nos fuimos manejando hasta California pasando por Arizona, Nevada y también visitamos la ciudad de Portland".

¿Buenos Aires o Jujuy?

La respuesta de Orlando a la pregunta ¿si te tuvieras que volver a vivir en Argentina, qué provincia elegirías? Respondió: "Jujuy, ciento por ciento".

Explicó que está muy seguro de su respuesta no sólo porque pasó parte de su vida en esta provincia sino porque "también conocí otras provincias como Córdoba, Salta y Tucumán, pero Jujuy es diferente", exclamó.

Así, describió que "en Jujuy la gente tiene un poco más de pausa, no están todos tan alborotados como en las grandes ciudades, generando así un poco de paz".

Destacó también la "calidez", "amabilidad" y buena predisposición de los jujeños a la hora de dar una mano a quien lo necesita. "Por todos esos motivos me gustaría volver a Jujuy y por mi pasión que es comer un guisito o un bollo de allá", finalizó resumiendo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...