"La Parka" Quispe y su actualidad en "Baires"

El refrán "Nadie es profeta en su propia tierra" parece signado para el pugilista Ariel Quispe que hace casi un mes y después de años de destacarse en el kick boxing a nivel provincial y nacional se instaló en Lanús (Buenos Aires) para entrenarse con la Escuela de Boxeo Sindicato de la Carne donde el último sábado ganó en una pelea que fue televisada por TyC Sports Play.

 

Los inicios de Ariel Quispe fueron en la jaula practicando kick boxing bajo el mando del instructor Carlos Danielo donde logró varios títulos.

El palpaleño, oriundo del barrio Sarmiento, fue protagonista en el cuarto y último combate promocional de la noche del sábado en el Club Huracán en 64 kg al vencer por puntos a Gabriel Parra.

Comenzar con el pie derecho es una motivación para el boxeador que contó que "hace tres semanas que estoy instalado en Lanús y estoy en un hospedaje que es del Sindicato de la Carne. Estoy en una etapa de adaptación que viene siendo muy buena con mis compañeros y mis profes que son Prini, Mario y Daniel", agregando que "estuve peleando con un gran adversario que es Gabriel Parra y pude ganarle por puntos en una pelea que fue transmitida pero fue un durísimo rival con gran potencia, venía de pelear la semana anterior y pude quitarle el invicto", relató con alegría y esperanza.

Luego contó que "la categoría que ahora estoy peleando es amateur en 64 kg y en caso de llegar al profesionalismo voy a pelear en 59 kg. Me falta muy poco para ser profesional y si Dios quiere este año podré hacerlo. Y el sábado fue la primera vez que fui parte de la transmisión de TyC Sports Play por eso estoy agradecido con la gente que me está apoyando y mi objetivo más urgente es ser campeón argentino de box", acotando que "en un futuro próximo pretendo primero llegar a pelear como profesional antes de fin de año y pelear por un título argentino y más allá de eso quiero pelear con un palpaleño conocido que es el 'Pitbull' Velasco y realmente me gustaría ganarle", vaticinó.

Quispe vive un presente con mucho entusiasmo en esta nueva etapa de su vida que hoy está marcada por una rutina de entrenamientos, pero a la vez los kilómetros de distancia de sus seres queridos le provocan una lógica nostalgia al extrañar a sus padres, amigos e instructores de la ciudad siderúrgica. Por ello contó que "elegí el boxeo primero porque me gusta y después porque te abre muchas puertas a un gran futuro y me gustaría ser campeón de boxeo como lo fui en kick boxing, pero lo dejé porque es muy daniño, sanguinario, pero sé que el boxeo me llevará a conocer gente experta y conseguir un futuro económico".

El día a día de "La Parka" se sostiene con: "Mi preparación física es levantarse a las 7 de la mañana a desayunar y después salimos a correr 18 kilómetros que es lo mínimo que nos piden en tiempo de una hora o 40 minutos. Después volvemos a almorzar y luego bajamos a entrenar lo que es técnica, aerobics y por la noche hacemos guanteo, sombra, manopla, entre otras cosas, para culminar los tres entrenamientos diarios. Aquí me dan alimentos, entrenamiento, es duro, pero sí se puede". 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...