Catamarca eligió máquina jujeña para desarrollar

Un prototipo jujeño de una máquina pos cosecha de comino y otras aromáticas fue elegido por la provincia de Catamarca para ser ejecutado en 2019. Se desarrolló a través de una empresa metalmecánica de Palpalá junto al Inta Ipaf NOA, luego de lograr una premiada máquina para quinua, ampliando con ella un nuevo desarrollo para la agricultura familiar.

Se comenzó a fabricar desde hace dos años luego de haber establecido un convenio de transferencia tecnológica con el Inta, ya que se convirtieron en socios estratégicos con el Inta Ipaf NOA de Hornillos.

Se presentó en la provincia de Catamarca porque generó interés entre productores de comino de esa provincia y tras realizarse pruebas para adaptar la máquina para quinua determinaron que se podía utilizar para lograr la limpieza de comino, anís y otras. Debido a que el año pasado se abrió una convocatoria de financiamiento para avanzar en esas adaptaciones, el proyecto se presentó mediante el Ipaf NOA, se ganó y ahora contará con financiamiento del área de vinculación tecnológica del Inta.

"Las máquinas están pensadas para el pequeño agricultor principalmente de Jujuy, Salta y Catamarca", explicó Roberto Abarza, de la empresa elegida, la metalmecánica Flama, que tras el éxito con la trilladora, pretenden adaptar las máquinas trilladoras de quinua para que se utilicen en comino y anís.

Por ello los desarrolladores de la máquina hicieron una visita al Inta Sumalao, de San Fernando del Valle de Catamarca donde participaron productores de Santa María, Belén, de Chilecito y Bañado de los Pantanos de La Rioja.

Allí expusieron el expertise del Ipaf NOA y la empresa jujeña para el desarrollo de la máquina, ya que el condicionante de los productores de comino, anís y otras de esa provincia es el mismo que tenían sus pares jujeños que cultivan quinua, a ser la imposibilidad de limpiar apropiadamente el grano y clasificarlo para posicionarse en la cadena de valor.

"Esta máquina es consecuencia de un proceso de innovación que iniciamos hace ocho años junto al Ipaf NOA, para el desarrollo de máquinas para la poscosecha de quinua", recordó Abarza.

Vislumbran un potencial mercado en Bolivia, luego de varias visitas a ese país con la máquina quinuera, y que ahora se extiende a Catamarca con una innovación que permitirá su uso en comino y anís, aunque ya se probó en trigo, maíz, amaranto y sésamo.

De hecho, en 2016 la máquina se presentó en la Competencia Naves, de gran prestigio nacional, y ganaron en su categoría entre otros 500 proyectos, y además obtuvieron una mención especial por el impacto social del proyecto.

La vinculación con Ipaf comenzó cuando este organismo busco desarrollo de tecnologías para pequeños productores y buscó en el polo metalmecánico de Palpalá socios estratégicos, que culminó con el diseño de la planta de agregado de valor para quinua que ahora funciona en Hornillos, y que con la Universidad Nacional de Jujuy (Unju) se trabajó para lograr la desaponificación. Luego de tres prototipos ya están produciéndose las máquinas quinueras en serie con muchas chances de insertarse en los principales mercados de productores de quinoa del mundo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...