Cuatro barrios capitalinos quedaron sin agua potable

Los barrios Cuyaya, Mariano Moreno, Castañeda y Alto Gorriti quedaron sin suministro de agua potable durante casi toda la jornada de ayer, y otros tantos con baja presión, luego de que se produjera la rotura de un caño maestro que atraviesa el asentamiento San Pablo, ubicado cerca de Cuyaya, a la vera de la colectora que colinda con la ruta 9. Anoche se había logrado detectar la rotura, por lo que desde la empresa estimaban que el servicio se restablecería durante las primeras horas de hoy.

Así lo confirmó a El Tribuno de Jujuy el presidente de Agua Potable SE, Víctor Galarza, quien explicó que si bien la rotura se produjo cerca de las 6 de la mañana, las tareas de reparación se vieron demoradas debido a que las familias ubicadas en el asentamiento se negaban a ser desalojadas. "Comenzamos a trabajar recién a las 15, luego de que interviniera personal de Defensa Civil, Ordenamiento Territorial y Bomberos para la evacuación de las familias, ya que se debieron derrumbar algunas viviendas que estaban encima del acueducto", señaló.

En el lugar se dispuso un importante operativo en el que trabajaron numerosas maquinarias ya que se debió excavar mas de 7 metros para encontrar la fisura, además de demoler algunas viviendas.

Pese a que se desconocía el tiempo que demandaría la reparación, Galarza estimó que el servicio se restablecería hoy. Igualmente la empresa asistió los sectores afectados distribuyendo agua con camiones.

Las familias corren riesgo

El titular de Agua Potable aseguró que el asentamiento "es ilegal" y que las familias que están ubicadas sobre el acueducto corren riesgo.

Según dijo, "al hacer los pozos ciegos en las viviendas, los caños terminan cediendo por el peso; podría haber ocurrido una desgracia ya que el acueducto es grande, contiene mucha cantidad de agua y reventó justo abajo de las viviendas".

En este sentido Galarza remarcó la necesidad de rever la situación de éste y otros asentamiento que están en las mismas condiciones. "Es imperioso que se evacúe éste y otros asentamientos como el de barrio los Huaicos donde hay otros acueductos que permanentemente se rompen", señaló.

Tres familias del lugar fueron asistidas

Las familias que residen en las viviendas que están ubicadas sobre acueducto debieron ser desalojadas a fin de poder realizar las tareas de reparación. Pese a que en principio pusieron resistencia, finalmente aceptaron ser reubicados en otros sectores de la ciudad.

El director provincial de Emergencias, Guillermo Siri, explicó que una familia fue desalojada, y otras dos fueron asistidas por cuestiones de seguridad. “Ya se hizo la mudanza de una familia y se trasladaron las cosas a casas de sus familiares. Además por seguridad, se trasladó a otra familia a un centro del barrio Las Rosas, en tanto que la tercera que también fue asistida, podría llegar a recuperar su vivienda” dijo.

Las familias afectadas recibirían un terreno, y mientras residirán en casa de sus familiares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...