Gimnasia se prueba  con Oriente Petrolero

Gimnasia jugará hoy su segundo partido amistoso de pretemporada. Será hoy a las 9.30 en el predio del hotel Los Arcos, donde enfrentará a Oriente Petrolero.

El plantel boliviano, que milita en la Primera División del vecino país, se encuentra realizando los trabajos de base en Perico desde hace una semana.

En el representantivo de Santa Cruz de la Sierra debutarían las dos flamantes incorporaciones: el argentino Nicolás Franco y al defensor brasileño Suéliton Florencio Nogueira. Se trata de su primer ensayo formal, de los cuatro planificados en tierras jujeñas. Por el lado de Gimnasia, el técnico Marcelo Herrera aprovechará la ocasión para seguir viendo y analizando los posibles titulares que afrontarán la B Nacional. En el debut de los "albicelestes" en esta nueva etapa se impusieron uno a cero a Colón de Santa Fe en Salta.

Carlos Morel (arquero), Franco Lazzaroni (central), Nahuel Zárate (lateral izquierdo) y Ezequiel Gallegos (volante) son los refuerzos que ya abrocharon sus contratos. Walter Busse (enganche formando en las inferiores del "lobo") y Dino Castagno (defensor) estarían cerca de llegar a un acuerdo.

Y habría negociaciones con Gonzalo Castillejos, excentrodelantero de San Martín de San Juan, según trascendió anoche.

También se supo que posiblemente después del encuentro, "Popeye" defina si los seis jugadores que pasaron la prueba correspondiente siguen o si alguno es dado de baja en las próximas horas.

"Indeclinable"

El presidente de Gimnasia, Pedro Segura, confirmó que su renuncia es "inclinable". Ayer a la mañana, en declaraciones a Radio Nacional, reconoció que "era un tema que venía hablando con la CD. La situación real es que vengo de tres años y medio de gestión, pero no tengo el apoyo de la gente de Jujuy. Venimos de dos campañas complicadas. Voy con problemas a la AFA y no se resuelve nada. Desde que asumí me encuentro discutiendo unos saldos que no corresponden. Llego a AFA, pero nadie te atiende. Hablo con el presidente, pero no baja línea. No puedo resolver y la situación sigue siendo dura", sostuvo. Precisó más adelante que son $ 6.000.000 que reclama la entidad madre del fútbol argentino, "plata que nunca entró al club". Informó que el estadio no está habilitado desde su reestructuración en la Copa América del 2011. "No se dejaron los papeles en orden. No se presentaron los cánones en la Municipalidad como corresponde. Tuve que estar pagando arquitectos que trabajaron en aquella época. Todas esas cosas cansan", afirmó. Segura dijo que deja un club saneado, con sueldos al día y dinero en tesorería. Agradeció a los directivos, menos al vicepresidente Miguel Soruco, a quien lo definió como "nefasto para el club".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...