Otro barrio "abandonado" en Palpalá

La falta de mantenimiento de los espacios verdes del barrio La Merced de Palpalá indigna a los vecinos de ese sector, al igual que el pésimo estado de la mayoría de las calles.

"Las calles presentan un estado deplorable y los pastos cubanos, sumados a la poca iluminación, ponen en peligro nuestra seguridad", dijo Irma Mamaní, vecina del lugar.

El estado de la avenida San Pedro y de otras arterias del barrio presentan un deterioro tal que los colectivos urbanos y autos particulares deben realizar peligrosas maniobras para poder circular, acercándose demasiado a las veredas, situación que a pesar de los constantes reclamos de los pobladores, no fue atendida por las áreas competentes del municipio siderúrgico que encabeza Pablo Palomares.

Cabe destacar que la avenida San Pedro es una de las arterias principales, por donde circula el transporte urbano de pasajeros, vehículos pesados que ingresan desde la colectora de ruta nacional 66 y particulares a alta velocidad, lo que representa un real peligro también por la falta de señalización y de iluminación y con pastos que crecen hasta los 2 metros de altura en algunas esquinas, lo que dificulta la visión de automovilistas y transeúntes.

Este panorama en el barrio donde termina el recorrido de los colectivos de la empresa Pal-Bus se agrava también -según los vecinos- ante la falta de personal policial y el estado de abandono que presenta el lugar.

Al respecto, los vecinos consultados por este diario señalaron indignados los frecuentes hechos delictivos que ocurren en la parada de colectivos, ya que los arrebatos y situaciones molestas para las mujeres que esperan o bajan del ómnibus son moneda corriente, acotando que los sujetos que protagonizan estos hechos se ven favorecidos por la alta maleza y la poca iluminación para desaparecer del lugar.

La total oscuridad reina en la noche

El alumbrado público también “brilla” (u oscurece) por su ausencia en el barrio La Merced, ya que en algunos sectores directamente no hay luminarias, y las pocas que existen no funcionan en su totalidad, dejando en ocasiones al sector en la más absoluta oscuridad, según dijeron los vecinos.
Y esta situación también les significa riesgo, ya que favorece el accionar de los “amigos de lo ajeno”, que muchas veces a través de situaciones violentas, incluso usando algún arma, les roban celulares, carteras y otras pertenencias a quienes se ven obligados a transitar por las calles en horas de la noche.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...