Pasaron las Paso en Jujuy y aún reina la sorpresa, la decepción y la esperanza

Por Riad Quintar (H)

Pasó cinco días de las elecciones en Jujuy y el país, dando un resultado a nivel nacional que ni siquiera los mismos candidatos se imaginaron, causando todo tipo de especulación y movimientos políticos. En Jujuy pasó lo mismo y muchos todavía intentan acomodarse para analizar los números.

Sin dudas que nadie del oficialismo jujeño se imaginó este resultado, puesto que muchos pensaban una victoria por algunos puntos de más, o hasta una derrota muy ajustada por parte del Frente de Todos. La realidad y la lectura verdadera la dieron las urnas, castigando a Jorge Rizzotti, e indirectamente al gobernador Morales, perdiendo por casi 20 puntos y siguiendo “la ola” de cambio que se sintió en todo el país.

Hoy más que nunca no quedan dudas que la decisión de desdoblar la elección en la provincia fue una jugada inteligente para el gobernador Morales, puesto que los resultados del domingo hubieran demostrado que la sensación de cambio también hubiera arribado a la provincia. La derrota de las Paso debe ser analizada por el contexto nacional que golpeó al país en tres de los cuatro años de gobierno de Macri, llegando los vientos fuertes a la provincia.

El gobierno local, apoyado en las elecciones de junio en la provincia consiguiendo la victoria, deberá analizar los resultados del último domingo y definir la estrategia de campaña de cara a octubre para sumar los votos enojados que se fueron y ver si vuelven a provincializar la campaña o siguen jugando con la imagen de Macri y los beneficios que recibe y recibirá la provincia en caso de ser reelecto.

Cruzando la vereda, el Partido Justicialista de la provincia sigue festejando, ya que lograron realizar una tremenda elección, no solo de los presidenciales, sino también en el plano local, ya que Carolina Moisés logró triunfar en la categoría diputados nacionales con la boleta larga y ser la cara de la boleta en octubre. Por otro lado, Julio Ferreyra, quien salió con boleta corta, casi sin estructura y con poco acompañamiento económico, logró demostrar que su sola imagen arrastra votos y consiguió más de 54.000 votos, lo que le valió, aplicando el sistema D´Hont, el segundo lugar en la lista de diputado nacional.

El PJ volvió a ganar una elección en la provincia después de las Paso 2013, por lo que el festejo valió mucho, ya que el justicialismo parece haber retomado el camino victorioso que tuvo por más de 30 años y una nueva dirigencia joven empieza a mostrarse en el partido de la calle 19 de abril, siendo clave para volver a enamorar a los jujeños en la captación de los votos.

De no mediar una catástrofe en estas casi siete semanas que quedan hasta las elecciones de octubre, el Partido Justicialista se encamina a conseguir los dos diputados nacionales. Ahora Carolina Moises y Julio Ferreyra deberán sentarse, limar asperezas y fijar rumbo con el mismo discurso, ideas y el objetivo claro de mostrar la unión entre dos sectores que se mostraban muy diferentes en las Paso.

Muy detrás quedó Alejandro Snopek de Consenso Federal, quien logró cosechar poco más del 8% de los votos en la provincia. Este sector sabe que Lavagna puede sumar algunos puntos más para octubre, por lo que la campaña se concentrará en levantar la imagen del economista en Jujuy y poder lograr la milagrosa de ser la tercera banca en discordia. Es difícil, pero la política es el arte de lo posible.

La izquierda jujeña sabe que es casi imposible lograr el objetivo de llegar a Buenos Aires, pero festejan que cada vez quedan más instalados en la sociedad jujeña como una fuerza de oposición y lucha contra las medidas de gobierno que creen injustas. La mirada se debe centrar en mantener los votos, tratar de sumar algún punto más y concentrar fuerzas ya pensando en conservar las bancas provinciales para 2021.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Política

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...