"Es necesario hacer el seguimiento de la denuncia"

Elsa Colqui psicóloga social, y Cristina Cruz asistente social, integrantes de la Casa de la Mujer "María Conti" de San Pedro de Jujuy indicaron las mujeres en situación de violencia además de vencer el miedo a hacer la denuncia deben a atravesar el "abandono" de las instituciones tras la realización de la denuncia. Advirtieron las necesidad de hacer un seguimientos de las denuncias y el cumplimientos de las medidas de protección y garantizar el acceso al tratamiento.

Vencer el miedo a hablar y animarse a hacer la denuncia en contra de un violento es el primer paso de muchas mujeres que intentan salir de la violencia, pero aún queda mucho por hacer en cuanto al seguimiento de los casos y la supervisión del cumplimiento de las medidas de protección que dicta la Justicia.

La Casa "María Conti" que cuenta con años de contacto directo con la víctimas advirtió que además de vencer el miedo a contar y a denunciar, las mujeres hoy deben atravesar por el abandono institucional tras una denuncia.

En diálogo con El Tribuno, Elsa Colqui, integrante de dicha ong indicó que son recurrentes las consultas sobre que hacer si ya se hizo la denuncia y la Justicia dictó una medida perimetral pero el violento no la cumple.

Indicó que muchas mujeres buscan asesoramiento de la ong para continuar con el pedido de ayuda.

Colqui dijo que hacer la denuncia es un paso muy difícil para las mujeres que muchas veces no entienden la necesidad de priorizarse.

"La mayoría de las veces las mujeres no priorizan su bienestar o el pedir ayuda. Estamos acostumbradas a pensar que primero debemos ocuparnos de la casa, de los chicos y no de nosotras, nuestras necesidades quedan al final de todo. La mayoría de las mujeres que hace la denuncia, lo hace porque la violencia afecta a sus hijos. La mayoría no prioriza la búsqueda de su bienestar sino el de los niños", indicó Colqui.

Dijo que la frase más común entre las mujeres víctimas es "que haga lo que quiera conmigo, pero no con los chicos", acotó.

También indicó que tras la denuncia ocurre con frecuencia que a pesar de que la Justicia dicta medidas de protección son muchos los que no la cumplen y las mujeres se ven obligadas a tener que ir nuevamente a pedir a la Policía que haga cumplir la medida o a realizar nuevas denuncias.

"Hay muchas consultas que nos llegan de mujeres que no saben qué hacer cuando el violento desafía a las autoridades de la Justicia y se sienten desprotegidas", indicó la psicóloga social.

Colqui consideró "necesitamos que el Estado se tome en serio la erradicación de la violencia. Entendemos que si el Estado no toma esa responsabilidad será que les conviene que las mujeres sigamos en situación de desigualdad y sumisión. Por eso cuando uno va a una institución a denunciar vemos la resistencia ante la demanda de Justicia e igualdad o vemos como después de la denuncia no se hace seguimiento ni se brinda el tratamiento necesario".

“Hay un agujero negro que queda después de la denuncia”

La Casa de la Mujer “María Conti” recibe en promedio 40 pedidos de asesoramiento y contención por mes. 

Cristina Cruz, asistente social de la Casa de la Mujer “María Conti”, indicó “atendemos a 30 a 40 personas por mes, y a eso hay que sumarle las consultas telefónicas, o vía redes sociales que recibimos. De los 40 casos mensuales muchos demandan asesoramiento sobre qué hacer después de haber hecho la denuncia o cuando el violento viola la medida perimetral y vuelve a golpear o si la Policía no les reciben la denuncia”. 

“Creemos que hay muchas mujeres que ya saben de la Ley las protege y ya anduvieron en el juzgado, por la policía y al no obtener respuesta terminan en la casa. Entonces tratamos de acompañarlas a preguntar cómo están los tramites en el juzgado o la acompañamos a hacer una nueva la denuncia”. “Hay un agujero negro que queda después de la denuncia, no se hace un seguimiento. O tal vez hizo una denuncia y se le dio una perimetral pasan dos o tres meses y la mujer vuelve con el violento pero esa familia no recibió ningún tratamiento que la ayude a salir de la violencia. 

De los golpeadores a los que la Justicia les ordenó realizar un tratamiento la mayoría no lo hace”, comentó Cruz. Dijo que el año pasado las alumnas de la carrera de Trabajo Social realizaron un seguimiento de los casos de mujeres que habían denunciado y “vimos que en el total de los casos se constató que el violento había violado la medida perimetral y continuaba ejerciendo violencia y la mujer muchas veces se cansa de ir al juzgado y desiste de su denuncia por cansancio”. 

Señaló que otra dificultad es el difícil acceso al tratamiento psicológico necesario. Cruz indicó que en San Pedro hay un solo equipo de tres profesionales que no solo atienden en San Pedro sino el localidades aledañas, por lo que no dan a basto para atender la necesidad de toda la población.

El lunes reabren las puertas de la casa

Tras el cierre de la Casa de la Mujer “María Conti”, la ong logro reunir dinero prestado y pudo alquilar otro inmueble en San Martín 84 en donde tras varios días de mudanza volverán a brindar servicios a la comunidad desde el día lunes. 

“No contábamos con los recursos para hacer la mudanza, recién a mediados de esta semana logramos que nos hicieran la conexión de luz y aún quedan algunas cosas por acomodar, pero creemos que el lunes ya estaremos atendiendo las demandas de la comunidad”, dijo Elsa Colqui. Por otro lado, indicaron que aún esperan la ayuda del Gobierno provincial que se comprometió a brindar un subsidio cuyo expediente estaría en trámite.

Por otro lado, informaron que en estos días estuvieron recibiendo consultas a través de las redes sociales o telefónicas y realizando atenciones en los domicilios particulares de las integrantes de la ong. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...