"Nos juntamos solo para hacer el streaming, y después  cada uno a su casa... desde marzo que no nos vemos"

Lula Bertoldi, Brenda Martín y Gabriel Pedernera conversaron con decenas de periodistas de Latinoamérica en este encuentro virtual.

En los shows sonarán temas de sus seis discos, serán diferentes entre sí y el público podrá interactuar en vivo con los músicos, incluso eligiendo parte del repertorio. Las entradas están en venta en www.nubecultural. com.

Recientemente Eruca recibió el Premio Gardel 2020 en la categoría Mejor álbum grupo de rock por "Seremos Primavera". Dicho álbum es el sexto de la banda y fue concebido en un proceso íntimo en el que ellos mismos compusieron, produjeron y ejecutaron todos los sonidos de las canciones que lo integran. Fue grabado y mezclado en el estudio El Mejor por Gabriel Pedernera y el mastering estuvo a cargo de Daniel Ovié.

Y ahora fueron nominados a los Latin Grammy 2020 en la categoría Mejor Canción de Música Alternativa por este mismo trabajo.

No es la primera vez que están nominados a los Latin Grammy...

LULA: No, es la tercera vez, no consecutiva. Antes fue por "Blanco" y "Barro y fauna ", y ahora por la canción "Carapazón" del disco "Seremos primavera". "Huellas digitales" es el único en el medio que no fue nominado.

Comparten la terna con canciones como "Buenos Aires‘, de Rafa Arcaute, Pedro Campos & Nathy Peluso; "Caracoles", de Wilberto Rodríguez; "Carapazón", de Eruca Sativa; "Chilango blues", de Mon Laferte; y "En cantos", de Ismael Cancel, Ile & Natalia Lafourcade. ¿Cómo se ven?

L: Estar al lado de esta gente ya es un mérito, un premio en sí mismo. Es gente que admiramos mucho. Estuvimos "linkiándonos" con Nathy Peluso sobre lo que acaba de sacar y realmente es tremendo. Natalia Lafourcade también nos encanta. Son artistas con los que compartimos algunas formas de ver la música actualmente, y eso es lindo. Estar en esta nominación a nivel latinoamericano es un reconocimiento, después, ganarlo, depende de muchas cosas. Ya estar ahí para nosotros es un montón.

G: Doblemente especial, porque el hecho de que sean reconocidas las canciones, como canciones, me parece que es algo súper emotivo, porque cuando empezamos a hacer un disco uno pone el foco en las canciones, en lo que estamos contando. Que tanta gente de la Academia Latina de Grabación la haya elegido es emocionante.

¿Los shows van a ser como el Festival Online de Cosquín Rock (cada uno desde su casa)?

BRENDA: No, es la primera vez que nos vamos a juntar, vamos a estar en el mismo lugar. Desde marzo que no nos vemos por eso para nosotres es una situación súper especial, y por eso decidimos también hacer dos shows, en dos días seguidos. Quizás con una sola vez hubiera estado bien, porque no es que se va a llenar la sala, es ilimitado el tema de hacerlo por streaming, pero teníamos muchas ganas de tocar, así que decidimos armar estos dos shows especiales, únicos, diferentes entre sí, para que también los que quieran estar los dos días puedan hacerlo y puedan ver cosas distintas. Aparte queremos hacer un repaso por toda la discografía. Pero vamos a estar en el mismo lugar, por supuesto con todas las medidas de higiene necesarias, para no correr ningún riesgo, sobre todo por Lula que está embarazada.

¿Van a ser dos shows a la carta?

L: Son dos shows que tienen como un recorrido, pero hay momentos en los que sorprenderemos a la audiencia con la interacción, por esos nos interesaba que estén conectados en vivo. Si no, lo hubiéramos hecho grabado.

B: Nosotros también extrañamos ver a la gente, y no es lo mismo grabar algo, sin esa adrenalina de que si te equivocas están ahí viéndote. Hay un riesgo a la hora de tocar en vivo que te da una emoción especial. El ida y vuelta, de saber que está la otra persona ahí, disfrutándolo, escuchándolo a la par, se siente.

L: Además, la nota de color es el vértigo de ir a tocar sin ensayar, porque yo estoy ensayando aquí sola en mi casa, porque no nos juntamos para ensayar, porque bajo ningún punto de vista podemos arriesgarnos a ningún tipo de contacto físico. Somos muy cuidadosos con este tema, y dijimos "nos vamos a juntar solo para hacer el streaming, y después cada uno a su casa". Así que va a haber un vértigo muy divertido.

Siempre nos ponemos más complejidad. Porque, por ejemplo, hace cinco años cuando hicimos nuestro primer Luna Park, ensayamos desde julio hasta octubre para hacer el show; y ahora dijimos vamos a hacer dos shows por streaming, interactivo, con todos los temas de todos los discos, etc., ja ja.

G: Antes del Luna, habíamos tenido otro vértigo de esos cuando fuimos a tocar al teatro Ópera, y decidimos grabarlo en vivo, y era la primera vez que tocábamos las canciones de este disco, que era "Huellas digitales", en esas versiones. Y generalmente cuando se graba un disco en vivo, se ensaya mucho y se toca mucho, y el show que se graba es el último de la gira, entonces. Y no, nosotros grabamos el primero, y por suerte quedó bien. Así que esta vez, capaz ya no nos asusta nada.

 

¿Después de "Seremos primavera", y a casi un año de haber salido esta producción, podría en el 2021 salir un séptimo trabajo discográfico?

B: Como poder, podría, pero no está en nuestros planes hoy. Estamos concentrados en el streaming, y queremos presentar "Seremos primavera" que todavía no lo hicimos. En esta ocasión no vamos a presentar este disco tampoco, porque tenemos la esperanza de tocar ese disco en vivo en algún escenario, así que nos estamos guardando esa situación especial para el 2021. Vamos a ver qué es lo que pasa, si esto se prolonga mucho y en el medio estamos superinspirados y surge la idea de hacer otro disco, lo haremos. Nos manejamos con la intuición.

¿Cómo se arregla una banda para ensayar desde su casa cada uno?

G: Cada persona pone la música y toca encima. No podemos tocar todos por Zoom por ejemplo, por el diley. Cada uno va preparando su parte, y cuando finalmente nos juntemos haremos como el fino, y capaz que nos demos cuenta de que estábamos tocando cualquier cosa, ja ja.

L: Para el Cosquín Rock, por ejemplo, cada uno se filmó, y luego se hizo una edición para juntarnos y que parezca que tocábamos juntos, pero en ningún momento nos juntamos, ni nos cruzamos. Pero lo loco es que Eruca tiene 13 años, y hay como una cosa en los músculos y en la cabeza tan mecánica de tocar juntos, de caer juntos en ciertos momentos que, aunque no haya click, como por ejemplo en el final de "El Balcón" que hacemos como una cosa más lenta que se va de a poco, porque no tiene medida de tiempo, yo le decía a Gaby, que era el que tenía que mezclar todo, "che, vas a tener que arreglar ahí", y él me dice: "No, no, no, caímos los tres juntos sin saber lo que tocaba el otro". De tanto tocar juntos adquirimos eso. Es como una memoria muscular. Yo acá no ensayo con Gaby y con Bren, sino con los discos. En estos siete meses perdimos un poco el training.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...