El FMI aceptó negociar acuerdo de largo plazo con Argentina

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aceptó formalmente negociar con la Argentina un acuerdo de largo plazo, de Facilidades Extendidas, que ayudará al país a revertir la recesión y que extenderá los vencimientos de pago hasta 10 años.

El organismo señaló el viernes a la noche, tras haber completado la segunda misión en Buenos Aires, que el equipo del Fondo "acogió positivamente la intención de las autoridades de solicitar un programa bajo el Servicio Ampliado del FMI (SAF o EFF por sus siglas en ingles) así como su intención de respaldarlo con un amplio consenso político y social".

La delegación del FMI, que estuvo encabezada por Julie Kozack, subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental, y Luis Cubeddu, jefe de Misión para Argentina, ultimó el viernes por la tarde sus tareas en el país, luego de haber permanecido durante 10 días, y antes de partir hacia Washington DC emitió un comunicado.

"Se han logrado buenos avances en definir los elementos iniciales de dicho programa y se espera que las negociaciones entre los equipos continúen de manera remota durante las próximas semanas", señalaron los enviados del Fondo.

"Existe una visión compartida entre el equipo y las autoridades: para abordar los desafíos de corto y mediano plazo de la Argentina se requerirá un conjunto de políticas cuidadosamente calibradas para fomentar la estabilidad, restablecer la confianza, proteger a los más vulnerables y establecer las bases para un crecimiento sostenible e inclusivo", agregó el texto.

El dato de la aceptación del pedido argentino de negociar un EFF no es menor, de cara a alcanzar un acuerdo, debido a que este programa requiere de compromisos por parte del país de metas cuantitativas y cualitativas, y las partes ya comenzaron a negociar dichos objetivos durante la estadía aquí de la misión del Fondo.

Fuentes del FMI consultadas por Télam indicaron que no descartan que podrá haber una tercera misión formal, que podrá tener carácter presencial o virtual, antes de que se prepare y expida un borrador del futuro acuerdo, que deberá ser respaldado por el Congreso argentino y avalado por el directorio del Fondo.

"El equipo del FMI y las autoridades argentinas comenzaron a delinear los contornos de un programa con el FMI que podría respaldar los planes del Gobierno para hacer frente a los profundos desafíos económicos y sociales del país que se han visto agravados por la pandemia de Covid-19", señaló el organismo.

El día previo a la llegada de la misión, el pasado 10 de noviembre, el ministro de Economía, Martín Guzmán, adelantó que la Argentina iba a solicitar al FMI un programa de facilidades extendidas, para devolver al organismo la deuda de US$ 44.000 millones que contrajo el gobierno de Mauricio Macri.

El nuevo programa daría un margen de, al menos, cuatro años y medio para comenzar a pagar el dinero adeudado, e incluirá la presentación ante el Congreso de un programa de consolidación macroeconómico plurianual, en el cual se determinarán las metas fiscales, monetarias y financieras para cumplir con un sendero de equilibrio hasta 2025, explicó Guzmán.

"El staff del FMI y el Gobierno argentino consideran que en las circunstancias actuales, ese tipo de programa es la mejor alternativa disponible", adelantó Guzmán en esa oportunidad.

Esta semana, los integrantes del FMI mantuvieron encuentros virtuales con funcionarios del Ministerio de Economía y del Banco Central, que continuaron con la tarea inaugurada la semana pasada por Guzmán y Pesce.

El surgimiento de un falso positivo de un miembro de la comitiva del Fondo no impidió la continuación de la reuniones previstas y las deliberaciones entre los funcionarios del FMI y del Gobierno argentino, aunque sí alteró el formato, que cambió de presencial a virtual.

También se activó el protocolo para funcionarios y legisladores argentinos que mantuvieron contacto directo con los enviados del FMI, y todos fueron obligados a mantener aislamiento preventivo y sometidos a los respectivos test.

Los funcionarios argentinos retomaron con su agenda pública ni bien se corroboró que el miembro de la Comitiva del Fondo dio luego dos veces negativo en los respectivos test, pero los representantes del FMI decidieron mantener los encuentros pendientes de manera virtual.

Mientras estuvo la misión del FMI en el país el Gobierno avanzó con una iniciativa en el plano fiscal, que sería vista con buenos ojos por el organismo. Por un lado, con la nueva emisión de títulos realizada hace un par de días se logró que "en el mes de noviembre se acumule un financiamiento neto positivo cercano a los $40.000 millones", informó Economía.

Dicha cartera también resaltó que "por cada $100 que teníamos que pagar (por deuda), obtuvimos $116", enfatizaron en el equipo financiero.

Con este resultado, el Ministerio de Economía ratificó la intención de devolver adelantos transitorios al Bcra.

“No vamos a acordar nada en perjuicio de los argentinos”

El director argentino ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sergio Chodos, aseguró ayer que en las negociaciones con el organismo “no vamos a acordar nada en perjuicio de los argentinos” y consideró que no ve “posible” un acuerdo antes de fin de año. En diálogo con AM750, Chodos afirmó que “tenemos un problema que es que el programa de 2018 fue fallido” y sostuvo que el Gobierno tiene una “histórica” vocación de pago.

“Es importante entender que la negociación con el fondo es un proceso y los resultados se van a ver al final de la negociación; el trabajo se tiene que hacer bien y no rápido; hay que tener una cantidad de elementos para alcanzar un acuerdo”, señaló. Chodos dijo que el FMI “no pidió una devaluación” en la Argentina y dijo que hay expectativa en el Fondo sobre que el Gobierno argentino pueda tener un amplio consenso en la negociación. “Me parece que hay una expectativa de ellos en que el programa final tenga un consenso social amplio; no miran los temas internos de una fuerza política, miran que haya consenso general”, expresó.

Para el representante argentino ante el organismo, “no hay posibilidad de transferencia del Fondo Monetario antes del consenso de un programa”. “El Fondo está aprendiendo, aunque no se va a convertir en una organización de beneficencia; la sensación es que hay continuidad institucional en el FMI, más allá de la transición”, añadió. Además, comentó que el proyecto del aporte solidario de las Grandes Fortunas se incluyó en el diálogo con el Fondo en materia de evaluación de proyecciones. Sin embargo, aclaró que se trata de “una decisión soberana de la Argentina y ellos hacen una evaluación técnica

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...